El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha presentado esta tarde su dimisión al presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, tras la polémica creada tras conocerse que tanto él como más de 400 funcionarios y altos cargos del Servicio Murciano de Salud (SMS) se saltaron el protocolo del Ministerio de Sanidad para ponerse la vacuna contra la covid-19.

"Me hubiera gustado despedirme tras haber derrotado a la pandemia, pero con tanto ruido es imposible", ha manifestado el hasta ahora consejero de Salud, quien ha adelantado que 'vuelve' a su puesto como facultativo especialista del Área de Cardiología en el SMS.

El anuncio se ha hecho a través de una declaración institucional conjunta entre el propio Villegas y el presidente autonómico, López Miras, a las 18 horas, en la que el titular de Salud ha justificado diciendo que "es difícil saber quién no es estrictamente necesario" para hacer frente a la pandemia. En este sentido, ha insistido en que el objetivo de vacunar a funcionarios y altos cargos del SMS era "no excluir a nadie por el tipo de contrato".

Esta mañana, en la Asamblea, se negaba a dimitir y explicaba que "una vez que se les ha vacunado a los usuarios de residencias de mayores y discapacitados, así como al personal que trabaja en primera línea en los hospitales de la Región, hemos empezado con la vacunación en centros de trabajadores externos que trabajan para luchar contra la pandemia".

Manuel Villegas ha reconocido que estas decisiones "no se han entendido por una parte de la sociedad" a la que respeta y pide disculpas.

López Miras sobre la dimisión de su consejero de Salud: "Me toca decir adiós a un hombre admirable"