La ley de eutanasia vuelve este jueves al Congreso de los Diputados con el debate de las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP y Vox a la propuesta legislativa del PSOE para regular esta práctica.

Si la Cámara Baja levanta este veto, la propuesta de ley socialista para regular la eutanasia seguirá adelante su tramitación después del retraso provocado por la pandemia de coronavirus y tras superar en febrero el primer filtro parlamentario con el apoyo de todos los grupos menos PP y Vox.

Con 201 votos a favor, 140 en contra y dos abstenciones (el diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte y el de ERC Joan Capdevila), el pleno del Congreso aprobó el pasado 11 de febrero la toma en consideración de la proposición de ley socialista tras un bronco debate.

Tanto PP como Vox han presentado enmiendas a la totalidad con texto alternativo. Fuentes del PP consultadas por Efe han señalado que lo que defenderán mañana será una propuesta "basada en una ley de cuidados paliativos".

Y en el mismo sentido lo hará Vox: "Entendemos que siempre hay alternativas a esta decisión tan dura de querer morir", ya que cuando alguien llega a ese punto es porque la persona o su entorno está sufriendo enormemente, "porque piensa que supone una carga, un estorbo y ese sufrimiento es el que hace que se quiera morir", han indicado a Efe fuentes de este partido.

Así, la propuesta de Vox pasa por desarrollar los cuidados paliativos para "tratar de evitar por todos los medios que ni la persona enferma ni sus cuidadores sufran".

Han lamentado que los cuidados paliativos en España no llegan a todo el mundo, ni existen centros ni una especialidad médica y creen, además, que es necesario ayudar a las familias a través de permisos retribuidos a los cuidadores de estos enfermos y de la ayuda a la Dependencia. "Hay que explotar esta vía antes de recurrir a algo tan tremendo como es la eutanasia", han apostado.

La diputada del PSOE y exministra de Sanidad María Luisa Carcedo cree sin embargo que estas propuestas alternativas "nada tienen que ver" con la eutanasia, sino que se refieren a algo que ya está regulado y contemplado en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) como son los cuidados paliativos.

Carcedo confía en que en la votación de este jueves se repitan los apoyos que la propuesta del PSOE tuvo en febrero durante su toma en consideración y se ha comprometido a "acelerar todo lo que se pueda" para que la ley de eutanasia vea la luz cuando antes.

El plazo para la presentación de enmiendas parciales finaliza el próximo 16 de septiembre y, posteriormente se constituirá la ponencia encargada de dar forma a la iniciativa.

La exministra de Sanidad ha destacado la importancia de esta ley, la primera en regular el derecho a la eutanasia en España, un nuevo derecho de ciudadanía que -ha recordado- reconoce el Tribunal Constitucional y que respeta la autonomía de la persona, que es quien decide de manera libre y sin intervención de terceros.

La ley define las condiciones en las que se puede solicitar esta ayuda y también asegura la garantía jurídica de cómo se debe aplicar de forma correcta.