30 de mayo de 2020
30.05.2020
Diario de Mallorca
Crisis del coronavirus

El Gobierno y ERC pactan la última prórroga del estado de alarma

Los republicanos se abstendrán a cambio de que Cataluña participe en la gestión del fondo de reconstrucción europeo | El PNV votará a favor tras acordar que las competencias sean de las comunidades en la fase 3

30.05.2020 | 19:45
El Gobierno y ERC pactan la última prórroga del estado de alarma
El Gobierno y ERC pactan la última prórroga del estado de alarma

ERC se abstendrá en la sexta prórroga del estado de alarma que el Gobierno presentará el próximo miércoles en el Congreso tras cerrar un acuerdo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que permitirá, a cambio, que Cataluña participe en la gestión del fondo de reconstrucción europeo.

La decisión sobre el voto de la formación republicana la ha tomado esta misma tarde la Permanente Nacional, el órgano de gobierno de ERC que toma decisiones cuando los otros organismos no pueden reunirse, y que ha sido convocada de urgencia, según fuentes del partido.

Pedro Sánchez ultima las negociaciones con los diferentes grupos del Congreso para buscar apoyos a la que se plantea como la última prórroga del estado de alarma en España por el coronavirus. A cambio de la abstención de los republicanos, el Ejecutivo se habría comprometido a que esta sea la última prolongación del estado de alarma y a que la Generalitat pueda participar en la gestión del fondo de reconstrucción de la UE, que aún se está negociando.

El acuerdo, que deberá ratificarse el próximo lunes en la ejecutiva de ERC, recoge también que el Gobierno impulsará los cambios para asegurar una prestación a los trabajadores de empresas de la Conca d'Òdena, en el área de Igualada (Barcelona), que viven fuera de la zona y que no pudieron entrar a trabajar cuando el territorio estaba confinado.

En uno de los puntos del acuerdo se señala además que, una vez se alcance la fase 3 de la desescalada, las comunidades autónomas serán "la autoridad competente delegada para la adopción y la ejecución de las medidas de dicha fase", con la única excepción de las referidas a la libertad de circulación. También serán las autonomías las que puedan proponer al Ministro de Sanidad "la superación de la fase 3 de las diferentes provincias, islas o unidades territoriales", para entrar en la denominada nueva normalidad.

El acuerdo incluye asimismo el compromiso del Gobierno de priorizar medidas legales diferentes al estado de alarma en un futuro, como podrían ser las leyes sanitarias, para garantizar la "cogobernanza" con las comunidades autónomas ante posibles rebrotes de relevancia de la COVID-19. Las reformas legales necesarias para ellos serán presentadas en una comisión de evaluación que se creará en el Congreso para que sean tramitadas en unos tres meses desde su creación. Esta comisión también abordará "la reserva estratégica de material sanitario y de su autoabastecimiento" para asegurar que la población estará "más protegida".

En un comunicado, ERC ha destacado que "el Gobierno, conformado por PSOE y Podemos, se ha visto forzado a replantearse su postura después del toque de atención de los republicanos en la negociación fallida por la prórroga anterior".

Esquerra subraya que, pese a no aparecer en el acuerdo escrito, el Ejecutivo de Pedro Sánchez "ya ha expresado públicamente su voluntad de volver a reunir la mesa de negociación entre el Govern y el Gobierno del Estado una vez la pandemia entre en la fase de 'nueva normalidad'".

La decisión de ERC choca de nuevo con la posición de JxCat, su socio en el Gobierno catalán, y, en primer lugar, con la del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que este mismo sábado se ha mostrado en contra de la prórroga si no se retornan a la Generalitat las competencias que están bajo el mando del Gobierno central.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las obras del despliegue de la fibra óptica entre Súria y Solsona, Torra ha dicho que "es evidente que el Govern reclama recursos y todas sus competencias". Y, por ello, la Generalitat, ha sentenciado, "se opondrá, naturalmente, a cualquier prórroga del estado de alarma que no retorne nuestras competencias".

Torra ha reclamado también "los 4.000 millones de euros que Cataluña necesita", que se amplíe el objetivo de déficit hasta alcanzar el 0,2 % y que se permita a las administraciones locales hacer uso de su superávit.

En la quinta prórroga del estado de alarma, hace dos semanas, ERC votó en contra junto a JxCat, aunque la votación salio adelante gracias al apoyo de Ciudadanos (Cs) y del PNV.

"Volveremos al diálogo"

En este sentido, el vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, ha valorado el acuerdo con el Gobierno de los republicanos para la abstención en la votación del miércoles sobre la prórroga del estado de alarma: "Volvemos a la vía del diálogo".

En declaraciones a TV3 este sábado recogidas por Europa Press, ha asegurado que el diálogo se retomará "porque la mesa de negociación entre Cataluña y el Estado, como ya es público y conocido, se volverá a reunir una vez superado el estado de alarma".

Según Aragonès, el acuerdo garantiza que la Generalitat recupere las competencias en cuanto las regiones sanitarias entren en la fase 3 de la desescalada, "como el resto de las comunidades autónomas", además de medidas que atienden a las necesidades sociales de la ciudadanía.

Críticas de JxCat

Por su parye, la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha cargado contra el acuerdo al que ha llegado ERC con el Gobierno para abstenerse en la votación de la prórroga del estado de alarma, ya que este pacto "mantiene la subordinación a Madrid" y las contraprestaciones logradas son "claramente insuficientes para Cataluña".

Borràs ha querido dejar claro que este acuerdo "puede ser legítimo" para ERC, pero es "claramente insuficiente" para JxCat y, tras mostrar su "máximo respeto por todo lo que haga" la formación republicana, ha recordado que "los acuerdos de partido no son de gobierno". "Los acuerdos a los que llegan los partidos que forman parte del Govern, si no están consensuados, no le comprometen", ha declarado.

La diputada de JxCat ha asegurado que le "sorprende" que ERC haya sido capaz de alcanzar acuerdos que son "insuficientes para Cataluña" después de cómo ha actuado el Gobierno, quitando competencias a la Generalitat durante el estado de alarma.

Este pacto, ha afirmado Borràs, solo incorpora una de las 40 medidas socioeconómicas que el president Quim Torra pidió al presidente Pedro Sánchez para reactivar la economía de Cataluña y habla de cuestiones como el fondo de reestructuración europea, para lo que "ya existe una comisión específica y un grupo de trabajo para ver cómo se repartirán estas ayudas". Además, ha añadido Borràs, "se nos habla de una fase 3, a la que muy probablemente no llegaremos en Cataluña antes de quince días".

Para la portavoz de JxCat en el Congreso, condicionar las medidas pactadas a "siempre que sea posible hace temer que no se cumplirán", ya que son acuerdos que "no tienen contraprestaciones para las personas" y pueden acabar siendo "un nuevo a cambio de nada de Pedro Sánchez".

"Su Gobierno ha perdido toda la credibilidad, como se pudo ver en la gestión de la última prórroga, escondiendo los pactos a unos y otros socios de votación", ha señalado Borràs, que ve "evidente" que esta prórroga "significa mantener la subordinación a Madrid".

El PNV, a favor

Por otro lado, el PNV votará a favor de la sexta prórroga, según el acuerdo suscrito este sábado con el Ejecutivo. En dicho acuerdo se establece que la autoridad competente delegada para la adopción y ejecución de medidas en la tercera fase del plan de desescalada de la pandemia de covid-19 será exclusivamente del presidente de la comunidad autónoma.

Según han informado a Efe fuentes del PNV, el acuerdo, que se ha alcanzado tras la reunión mantenida entre el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, incluye un punto, a petición del Grupo Vasco. Ese punto señala que "la autoridad competente delegada para la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes a la fase III del plan de desescalada será, en ejercicio de sus competencias, exclusivamente quien ostente la presidencia de la comunidad autónoma", salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial de cada autonomía.

También han negociado el contenido del acuerdo, en otra reunión, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla; y los portavoces del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, y del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. Serán las comunidades autónomas las que puedan proponer al ministro de Sanidad, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 de la desescalada en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, "su entrada en la nueva normalidad".

El pacto precisa que, en el caso de Euskadi, la unidad territorial será el conjunto de la Comunidad Autónoma, y no los territorios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!