27 de mayo de 2020
27.05.2020
Diario de Mallorca
Investigación

Los evangélicos admiten que suspendieron su congreso por recomendación de Sanidad

El Ministerio esgrimió la concentración de personas, la frecuencia y la "movilidad" como razones

27.05.2020 | 19:59
Los evangélicos admiten que suspendieron su congreso por recomendación de Sanidad

Los organizadores del IX Congreso Mundial evangélico Unlimited 2020, al que iban a acudir unas 8.000 personas entre el 19 y 21 de marzo en la Caja Mágica, decidieron suspenderlo tras las recomendaciones recibidas del Ministerio de Sanidad en sendas reuniones los días 5 y 6 de marzo.

Un portavoz de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede) ha explicado a EFE este miércoles que se mantienen "al margen de la polémica" en torno al informe elaborado por la Guardia Civil sobre la manifestación del 8 de marzo.

El portavoz de la Ferede prefiere no hacer más comentarios para no interferir en una investigación judicial en curso en la que algunos de ellos han declarado en calidad de testigos.

El citado informe del Instituto Armado, por que el que supuestamente ha sido destituido el jefe de la Comandancia en Madrid, Diego Pérez de los Cobos, concluye que a partir del 5 de marzo no debió celebrarse ninguna concentración en Madrid, y que Sanidad conocía los riesgos de transmisión de la Covid-19 en los días anteriores al 8M.

La Guardia Civil llama la atención respecto a que se "prohibiera" el congreso evangelista, pero no se pusiera objeción a la marcha feminista del 8M.

La Ferede ha recordado a EFE que informó con transparencia de las reuniones mantenidas con el Ministerio de Sanidad los días 5 y 6 de marzo a través de su página web, cuyas informaciones recogen que el departamento de Salvador Illa no prohibió la celebración del congreso internacional pero sí aconsejó su suspensión.

El Ministerio de Sanidad, de acuerdo con Ferede, explicó que en la primera fase de contención de la pandemia el Gobierno no se planteaba "prohibir" la celebración de eventos, apelando a la responsabilidad de los organizadores y de los ciudadanos, pero indicó que una "recomendación" por parte de las autoridades de salud pública en un contexto de crisis epidémica debe entenderse como un "imperativo".

Según el presidente de las Asambleas de Dios de España (FADE) y coordinador general del Comité Organizador del Congreso Unlimited 2020, Juan Carlos Escobar, la decisión se tomó -tal y como figura en la citada web- tras un encuentro con el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, la entonces directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, y el jefe del área de epidemiología, Jenaro Astray.

En esa reunión del 6 de marzo, las autoridades sanitarias explicaron las tres variables que en esa fase de contención más les preocupaban: la concentración de muchas personas, especialmente en espacios cerrados; la frecuencia de esas concentraciones (en algunas de las iglesias evangélicas las reuniones son diarias y en otras varias veces a la semana); y la "movilidad" de las personas que acuden a esas reuniones, no solo de personas que van o vienen a zonas del mundo con muchos contagios, sino también dentro de España, entre localidades y Comunidades Autónomas.

Todas estas variables concurrían en un evento de la magnitud de Unlimited 2020.

"Escuchar al portavoz del Centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, solicitarnos este sentido de responsabilidad, ayudó a entender la difícil situación a la que nos enfrentamos y lo irresponsable que hubiese sido no acatar la recomendación del representante del Gobierno", explica el coordinador del comité organizador del encuentro mundial en la mencionada web.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!