02 de mayo de 2020
02.05.2020
Diario de Mallorca
Crisis del coronavirus

El Gobierno permitirá reuniones de hasta 10 personas y una ocupación del 50% en terrazas en la fase 1

En los encuentros podrán participar personas que no sean del mismo núcleo familiar | Se amplía el aforo permitido en terrazas al considerarlo compatible con las garantías de seguridad en materia de salud

02.05.2020 | 19:39
Un hombre ataviado con una mascarilla pasa por delante de una terraza

El Gobierno permitirá reuniones de un máximo de 10 personas, sin importar si son del mismo núcleo familiar o no, durante la fase 1 de la desescalada, a la que accederán ya este lunes 4 de mayo las islas canarias de El Hierro, La Graciosa y La Gomera así como Formentera, en Baleares. Se prevé que, con carácter general, el resto de provincias acceda a la fase 1 el próximo 11 de mayo.

Sigue minuto a minuto toda la actualidad de la crisis del coronavirus


Asimismo, el Ejecutivo ha decidido ampliar al 50% el aforo permitido en las terrazas de establecimientos hosteleros a partir de la fase 1 de la desescalada, que en un principio había planteado de solo un 30%.

En lo que respecta a las reuniones sociales, las diez personas -que puede ser familiares, amigos o vecinos- tendrán que guardar las distancias personales y las normas de higiene contra la Covid-19 como son el lavado de manos, según informan fuentes del Ejecutivo.

Quedarán excluidos de esas reuniones los grupos vulnerables como personas con enfermedades inmmunodeprimidas, embarazadas o diabéticos.

Encuentros de 10 personas en terrazas

Sobre la ampliación del aforo de las terrazas, según han explicado fuentes del Gobierno, se ha decidido ampliar sobre el porcentaje previsto porque se considera compatible con las debidas garantías de seguridad en materia de salud pública.

Las mismas fuentes han explicado que el número máximo de diez personas para reuniones que se va a permitir en la fase 1 vale tanto para encuentros en domicilios como en terrazas. Y podrán abrir, al 50% de su capacidad, tanto las terrazas que estén en la vía pública como las que se encuentren dentro del espacio del establecimiento hostelero, siempre que sea al aire libre.

La orden ministerial contempla que los establecimientos tendrán que contar una separación a través de mamparas entre los empleados y los clientes, mientras que los clientes deberán mantener una separación aproximada de dos metros, con un aforo de un cliente por cada trabajador.

Las fuentes del Gobierno destacaron que la principal medida de control del cumplimiento de estas medidas en la hostelería será el propio autocontrol de las personas, aunque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado corregirán las posibles desviaciones.

Una vez superada la fase 1, se permitirá un tercio del aforo de la sala y solo para las mesas, por lo que no se podrá utilizar el servicio de barra. En la fase 3, se suavizarán las restricciones de aforo, pero se mantendrán "estrictas condiciones" de separación entre el público.

Se permiten reformas en viviendas vacías

Por otra parte, el Gobierno también autorizará las reformas en viviendas deshabitadas y locales cerrados. Estas obras no podrán llevarse a cabo si los trabajadores necesitan tener contacto con los vecinos.

Además, no podrán usarse las zonas comunes de los edificios y deberán quedar marcados los trayectos que pueden hacer los trabajadores, que no podrán saltarse esos recorridos. La entrada y salida al inicio y fin de la jornada queda regulada y se incorporan todas las reglas de prevención de riesgos.

Abren los comercios minoristas

La apertura de comercios minoristas que permitirá el Gobierno a partir del lunes (fase 0 aún en la mayoría de España) será para establecimientos de hasta 400 metros cuadrados, a los que los clientes tendrán que acudir siempre con cita previa, y en los que se debe garantizar la atención individual -un empleado por cliente-.

Deberá mantenerse en estos locales la distancia mínima de dos metros y habrá franjas horarias y/o pasillos preferentes para los mayores de 65 años.

Las compras deben hacerse dentro de un mismo municipio, aunque permitirán desplazamientos entre las localidades pequeñas si no tienen determinados productos -y no tiene siempre que ser el colindante, puede ser otro municipio de la zona si así se necesita-.

Estos locales deberán limpiarse dos veces al día y los uniformes de los trabajadores deben lavarse a diario. Si se utilizan los probadores tendrán que limpiarse cada vez que un cliente los use y no se podrán emplear los aseos más que en los casos de urgente necesidad. La ropa que se prueben los clientes deberá también desinfectarse antes de volver a la línea de venta.

En estos comercios pequeños no podrán trabajar los empleados que tengan cualquier tipo de sintomatología compatible con el coronavirus o que tengan que mantener cuarentena por haber estado en contacto con algún enfermo.

Todas estas normas se refieren a los comercios que pueden abrir en fase 0. Según el Ejecutivo, en la fase 1 podrán abrir los demás comercios (de más de 400 metros) y en la fase 2 podrán operar ya los parques y centros comerciales, aunque sin utilizar las zonas comunes.

En cuanto a las peluquerías, que pueden abrir a partir del lunes ya en fase 0 y donde no se pueden guardar los dos metros de distancia, será obligatorio el uso de mascarillas tanto para el cliente como para el empleado del establecimiento.

Los coches privados podrán circular llenos

Finalmente, el Gobierno también ha explicado las condiciones para el uso de vehículos. En la fase 0 se mantienen las actuales -en un vehículo de cinco personas solo puede haber una persona por cada fila y en diagonal, nunca una detrás de la otra- y en los vehículos de hasta 9 plazas pueden ocuparse todas siempre que sean personas convivientes -si no es así, deberán mantener la distancia y usar mascarilla-.

Y para la fase 1 se permitirá que las personas de un mismo domicilio puedan compartir vehículos de hasta nueve plazas y si no conviven en el mismo domicilio tendrán que tener la máxima separación posible -como en la actualidad- y además usar mascarilla.

En total serán cinco las órdenes que el Gobierno publica este domingo para regular las primeras fases de la escalada. Entrarán directamente en fase 1 El Hierro, La Graciosa y La Gomera en Canarias y Formentera en Baleares, mientras que el resto de España se mantendrá en fase cero.

El Gobierno balear había propuesto Ibiza para entrar en dicha fase y el Ejecutivo lo está valorando pero de momento no lo ha autorizado. En Moncloa recuerdan que la unidad territorial sigue siendo la provincia y que las comunidades autónomas deben solicitar el salto a la siguiente fase de sus territorios con una semana de antelación.

La previsión es que la mayoría de los territorios puedan entrar en fase 1 el día 11 de mayo, aunque en el Ejecutivo han recordado todos estos días que para que eso sea posible se deberán cumplir determinados parámetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!