28 de abril de 2020
28.04.2020
Diario de Mallorca
Crisis del coronavirus

La desescalada será diferente en cada provincia, pasará por cuatro fases y durará hasta finales de junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el camino a "la nueva normalidad" se hará de forma asimétrica por territorios y se llevará a cabo en cuatro fases de quince días | El presidente no ha detallado cuáles serán los indicadores sanitarios que se tendrán que cumplir para pasar de una fase a otra

28.04.2020 | 17:42
La desescalada será diferente en cada provincia, pasará por cuatro fases y durará hasta finales de junio
La desescalada será diferente en cada provincia, pasará por cuatro fases y durará hasta finales de junio

El camino hacia la "nueva normalidad", el plan de desescalada que ha aprobado este martes el Gobierno, tiene como horizonte final el mes de junio, con un programa en cuatro fases a distintas velocidades según las provincias o las islas más o menos afectadas por la pandemia de coronavirus.

Cada una de las cuatro fases del plan tendrá una duración mínima de dos semanas y se aplicará de forma gradual, asimétrica y coordinada entre administraciones, teniendo como referencia territorial la provincia o la isla, con limitaciones a la movilidad entre ellas hasta que se llegue al final del proceso.

Un proceso que, en el mejor de los casos, culminaría a finales del mes de junio, aunque podría ser más largo en determinados territorios.

Tal y como ha explicado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la movilidad entre provincias estará restringida en todo este tiempo salvo para circunstancias excepcionales, de modo que un madrileño no podrá viajar, por ejemplo, a una segunda residencia en la costa, al menos hasta finales de junio.

No obstante, cuatro islas, las canarias de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, y Formentera, en Baleares, anticiparán una semana la primera fase de la desescalada, debido a la escasa incidencia de la pandemia en su territorio.

A diferencia de lo que ha sucedido durante el confinamiento general, en la desescalada se avanzará a diferentes velocidades, aunque con las mismas reglas. Cada semana, se evaluará la situación en cada territorio para decidir si se avanza o no a nueva fase de las cuatro establecidas por el Gobierno.

La fase 0, o de preparación de la transición es la actual, y en ella ya se han puesto en marcha medidas de alivio para todo el país, como las salidas reguladas de los menores de 14 años desde el pasado domingo, o las previstas para el próximo sábado, día en que se podrá salir a dar un paseo o a hacer deporte de forma individual.

En estas primeras dos semanas, Sánchez también ha citado como medidas inmediatas la apertura de locales con cita previa para atención individual, la apertura de restaurantes para llevar comida a domicilio, la apertura de entrenamientos individuales de deportistas federados, y el entrenamiento básico de ligas profesionales.

La restauración podrá abrir el 11 de mayo. / Vídeo y foto: EP

Ya en la segunda fase o fase 1, se permitirá en cada espacio territorial definido el inicio parcial de ciertas actividades, como el pequeño comercio con condiciones estrictas de seguridad, la apertura de terrazas de bares y restaurantes con limitación al 30% de ocupación o la apertura de alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes. Se establecerá un horario preferente para los mayores de 65 años y los lugares de culto podrán abrir limitando su aforo a un tercio.

Dos semanas más tarde como pronto, ya en la fase 2 o intermedia, se abrirá el espacio interior de los locales con una ocupación de un tercio del aforo y garantías de separación de mesas.

Se abrirán determinados centros escolares para actividades de refuerzo de los últimos cursos de ESO y Bachillerato, o para garantizar que los menores de 6 años puedan acudir a ellos si ambos padres tienen que trabajar presencialmente.

Las aulas no volverán a abrir este curso salvo excepciones. / Vídeo y foto: EP

Se prevé también la reanudación de la pesca y caza deportiva, la apertura de cines, teatros, monumentos o exposiciones, siempre con el aforo limitado a un tercio.

Por último, en la fase 3 o avanzada, se flexibilizará la movilidad general aunque se recomendará el uso de la mascarilla fuera del hogar y en los transportes públicos.

Se limitara el aforo al 50%  y una distancia mínima de dos metros en el ámbito comercial y se suavizarán las restricciones de aforo y ocupación en la restauración.

En el ámbito laboral, la opción del teletrabajo se mantendrá como la preferente hasta que la desescalada del confinamiento alcance "al menos" la fase 3.

La desescalada será gradual en el sector turístico. / Agencia ATLAS | EFE

"Elegir la prudencia"

Pedro Sánchez ha alertado de que el proceso de desescalada que se inicia es el momento "más peligroso y difícil" y que no debe ponerse en riesgo "por impaciencia" lo conseguido hasta ahora en la lucha contra el coronavirus. "Si tenemos que elegir entre la prudencia y el riesgo, vamos a elegir la prudencia", ha remarcado Sánchez, que ha resaltado que en el comportamiento individual está la clave para detener la pandemia y recuperar la normalidad: "Ese sin duda es el mejor patriotismo".

El plan de desescalada ha sido acogido con escepticismo por los partidos de oposición, que lo tachan de confuso.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha criticado que no exista "un calendario nítido" en el plan de desescalada porque los ciudadanos necesitan "certezas y esperanza".

Un plan, que para la portavoz del PP, se ha elaborado además sin una "una radiografía exacta y precisa" de la pandemia por la falta de test masivos para detectar la COVID-19.

Desde Vox, Iván Espinosa de los Monteros ha sostenido que el plan "no tiene ningún sentido" y ha reiterado la necesidad de que existan "parámetros comprobables" para llevar a cabo el desconfinamiento.

También, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha denunciado las dudas que genera el plan del Gobierno así como las "contradicciones" que, a su juicio, contiene.

Por contra, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha aclarado que el plan es un esquema "en fases y no en fechas" y va en la dirección correcta, y ha restado importancia a las críticas porque, en su opinión, el Gobierno las va a recibir haga lo que haga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!


Lo último Lo más leído