29 de marzo de 2020
29.03.2020
Diario de Mallorca
Crisis del coronavirus

¿Cuáles son las actividades esenciales según el decreto del estado de alarma?

El BOE publica este lunes el decreto que determina qué trabajadores quedan al margen de la orden de permanecer en casa

29.03.2020 | 16:47
Los supermercados, parte de la actividad "esencial".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este sábado la paralización de todas las actividades no esenciales desde el lunes 30 de marzo y hasta el jueves 9 de abril, ambos inclusive, lo que se ha aprobado este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario.

A raíz de esta decisión, todos los trabajadores ocupados en actividades no esenciales deberán quedarse en casa, pero mantendrán el sueldo. Tendrán un permiso retribuido "recuperable", lo que significa que, una vez cese la restricción a la actividad, irán recuperando las horas de trabajo no ejercidas de manera paulatina y espaciada en el tiempo. Dicho calendario de recuperación deberán consensuarlo empresa y representación legal de los trabajadores.

A la hora de explicar cuáles son las actividades consideradas esenciales, Sánchez ha remitido al decreto por el que se declaró el estado de alarma hace dos semanas, que determinó las actividades que dejaban de llevarse a cabo y las que se restringían. Sin perjuicio de que todas aquellas empresas que puedan continuar con su actividad mediante modalidades de teletrabajo puedan seguir haciéndolo.

A falta de conocer la versión definitiva del decreto que se publicará este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el borrador del texto que ha llegado este domingo a la mesa del Consejo de Ministros incluye las siguientes actividades esenciales:

Alimentación

Todas aquellas empresas imprescindibles para garantizar la cadena de alimentación serán consideradas actividades esenciales. Es decir, podrán permanecer operativas todas aquellas empresas que participen del proceso que va desde la producción del alimento hasta su comercialización para consumo. Ello incluye a agricultores, ganaderos, pescadores u otros productores del sector primario. También a aquellas compañías que realicen servicios de procesado de alimentos o que estén encargadas de su distribución a nivel de transporte.

Los comercios de venta al público cuya actividad permite el decreto son tiendas de alimentación y supermercados.

Centros sanitarios y farmacias

Los servicios sanitarios y de cuidado a las personas también están considerados como activiadad esencial. Por ello, podrán permanecer en activo farmacias, los centros médicos, ópticas, ortopedias, tiendas de alimentación de animales domésticos y tecnología.

También todas aquellas industrias o empresas necesarias para asegurar los productos de higiene, farmacia, medicamentos, equipos de protección sanitaria, alimentación y tabaco.

Transportistas

Todos aquellos transportistas de personas y mercancías que venían realizando actividad desde la declaración del estado de alarma podrán seguir ejerciendo. Así como los trabajadores encargados del mantenimiento de dichos medios de transporte.

Energía, garantizada

Además, el decreto protege actividades de abastecimiento y de suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo y gas natural.

Transporte público

Sigue el transporte público, aunque sujeto a restricciones en la oferta. Los trabajadores encargados de su mantenimiento también podrán acudir a sus puestos de trabajo.

Medios de comunicación

El propio Pedro Sánchez ha indicado que los medios de comunicación son considerados actividad esencial.

Continúa el cierre de bares y otros lugares de ocio

El Gobierno mantiene la suspensión de la apertura de bares, establecimientos de restauración, discotecas, instalaciones culturales, de ocio, recintos deportivos, parques de atracciones, auditorios y se prohíben las verbenas, desfiles, fiestas populares y manifestaciones folclóricas en recintos abiertos y vías públicas.

Según el decreto del estado de alarma, seguirán trabajando y prestando sus servicios los abogados, notarios y asesoría para empresas, las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas, los vigilantes de seguridad empleados en centros de trabajo dedicados a la producción de servicios esenciales, las trabajadoras del hogar y cuidadoras, los servicios financieros, las empresas de telecomunicaciones y todos los servicios para atender a las víctimas de violencia machista, además de os servicios funerarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!