09 de octubre de 2019
09.10.2019
Cataluña

Acoso en un centro médico catalán por hablar en castellano a una paciente

Un grupo de personas reprocharon al gerente que un doctor se negara a atender en catalán a una mujer

09.10.2019 | 21:33
Santiago Espot, con el gerente del centro.

Un grupo de personas se presentó el lunes ante el CAP Les Corts de Barcelona para reprochar que una médico se negara a atender en catalán a una paciente, según un vídeo en el que aparece Santiago Espot y que publica Moviment Identitari Català (MIC), que se define como una asociación cultural y "nacionalistas catalanes".

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha criticado la increpación de un grupo de personas al director del CAP de Les Corts de Barcelona tras saber que una médico no asistió en catalán a una paciente: "Ya manifesté, en nombre del COMB, que este tipo de 'escraches' eran inadmisibles", y ha lamentado que se cree un falso conflicto.

El caso fue hecho público por la Plataforma per la Llengua, que alertó el lunes de un incremento de casos de "discriminación lingüística a pacientes en centros de salud catalanes, que son sistemáticos y no se investigan", y entre los que citó había el de una mujer que fue a este centro con su hija con discapacidad psíquica, que solo habla catalán.

Según afirmó la entidad en un comunicado el lunes, una médico residente le dijo que no la podía atender en catalán, tras lo que ella hizo de traductora, y el Institut Català de la Salut (ICS) no ha respondido a su queja.

La cuenta de Twitter de Moviment Identitari Català (MIC) ha publicado un vídeo en el que aparece Santiago Espot, rodeado de una decena de personas, reprochando el caso al gerente del CAP, Josep Benavent, que aclara que sí que se ha respondido a la paciente que presentó la queja.

El responsable aclara que la médico "entiende perfectamente el catalán", y lamenta que estén actuando como un tribunal, y añade que al tratarse de una entrevista clínica, corresponde saber lo que ocurrió a las personas que estaban allí.

Espot continúa: "Esto es una puñetera colonia. Aquí una médico, con el ánimo del colonizador, a menospreciarnos. No solo esta médico", y asegura que en Catalunya no se puede morir en catalán porque muchos ancianos catalanoparlantes oyen sus últimas palabras en castellano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!