16 de septiembre de 2019
16.09.2019
Inmigración

España triplicó en 2018 los expedientes para la devolución de inmigrantes

Las expulsiones se duplicaron, según el informe anual elaborada por el Defensor del Pueblo

16.09.2019 | 15:44
Inmigrantes en Motril el pasado mes de abril.

El número de inmigrantes que llegaron a España de forma irregular alcanzó su máximo histórico el pasado año, lo que indujo a un "incremento notable" de los expedientes abiertos de devoluciones y expulsiones, que se dispararon un 243% en el caso de los primeros y se duplicaron en el de los segundos.

Así consta en el informe anual que la institución del Defensor del Pueblo elabora con motivo de su condición de Mecanismo de Prevención de la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas y degradantes y que ha hecho público este lunes después de entregarlo en el Congreso y en el Senado.

A lo largo de 201 páginas, el defensor en funciones, Francisco Fernández Marugán, informa de que la institución visitó 111 centros de privación de libertad de 31 provincias de las 17 comunidades, entre ellos 15 cárceles, un centro de inserción social, ocho de menores infractores, cinco centros de internamiento de extranjeros (CIE) y otras cinco instalaciones dedicadas a atender a personas con problemas de salud mental, entre otros.

De esas visitas, ha llegado a 1.788 conclusiones, que han derivado en 45 recomendaciones, 760 sugerencias y 17 recordatorios de deberes legales.

En el caso de los CIE, 7.855 personas, un 4,64% menos que en 2017, fueron derivadas a uno de los siete que hay en España, de los que la institución visitó cinco.

Como ya hiciera en 2017, el defensor ha seguido detectando carencias en los CIE, donde se siguen mezclando internos con antecedentes penales con otros que han ingresado por la simple estancia irregular en el país; además, los internos siguen sin tener asistencia médica 24 horas y tampoco se les realizan análisis sobre enfermedades contagiosas.

En ocasiones, se les ha privado de su derecho de recibir visitas por parte de personal de las ONG, como en el cao del CIE de Madrid.

El Defensor destaca el "importante incremento" de las llegadas por mar de forma irregular de inmigrantes en 2018, lo que "indujo un incremento, también notable" del número de expedientes de devolución y expulsión.

Especialmente -distingue la institución- aumentaron en el caso de las devoluciones: un 243% respecto a 2017 y se hicieron por motivos "muy limitados" como intento de entrada regular o por contravenir una prohibición previa de entrada.

En total, se abrieron un total de 50.263 expedientes de devolución, en su mayoría de hombres (44.031), y de ellos se ejecutaron 7.203, es decir, un 36,6% más que un año antes.

Mientras, las expulsiones incoadas doblaron su cifra en 2018 hasta alcanzar las 4.181 y casi la mitad de ellas (un 47%) fue por estancia irregular, seguido de sustitución de la pena (22,8 %) y por condenas de cárcel de más de un año (17,39 %).

Según el informe, en 2018 se registró una media diaria de 31,18 repatriaciones, cuando en los últimos cinco años no se ha superado la cifra de 30.

El Defensor también detalla que aunque los operativos puestos en marcha para repatriar a los inmigrantes por avión se han mantenido prácticamente igual que en 2017, ha aumentado más de un 75% el número de repatriados por esta vía.

Esto se explica "por el aumento de las repatriaciones a Colombia y Rumanía y, sobre todo, por la apertura de una ruta de Frontex -la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas- a Senegal

En total, hubo 24 vuelos para 843 personas, mientras que en 2017 fueron 22 para 481.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!