10 de julio de 2019
10.07.2019
Violencia de género

Condenado a prisión un anciano de 87 años por abusos y maltratos a su mujer

El hombre, con una pena de dos años y cuatro meses, fue denunciado por su hijo

10.07.2019 | 19:20

La Audiencia Provincial de Palencia ha condenado a un total de dos años y cuatro meses de prisión, además de una multa de 4.320 euros y una indemnización de 6.000 euros, a un anciano de 87 años por los delitos de amenazas, maltrato habitual y abusos sexuales a su mujer, con la que llevaba casado 60 años.

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, es consecuencia del proceso iniciado contra el anciano, vecino de Espinosa de Villagonzalo (Palencia), tras la denuncia presentada el 24 de julio de 2017 por un hijo de la pareja al escuchar amenazas de muerte por parte del padre, J.P.M.

Sin embargo, los hechos ocurridos ese día pusieron de manifiesto durante el proceso la situación de "constante control de vida, costumbres y amistades" del anciano sobre su esposa "hasta el punto de convertirla en una esposa sumisa".

De hecho, la sentencia de la Audiencia Provincial de Palencia califica al octogenario de un hombre "de carácter fuerte, autoritario, de los de ordeno y mando, en expresión popular 'chapado a la antigua' y cierto grado de agresividad".

Por otra parte, "en fechas no concretadas" el condenado y la víctima "pasaron a dormir separados", si bien era frecuente que el condenado llamase (a la víctima) "para que acudiera a su habitación a mantener relaciones sexuales, accediendo ésta de mala gana para no contrariar a su marido".

La noche del 23 de julio de 2017, el hombre pidió a la mujer que acudiera a su habitación "con la intención de mantener relaciones sexuales"; como ella no acudía, "fue en su busca y cogiéndola de las manos la llevó a su habitación donde mantuvo relaciones sexuales".

Al día siguiente, a mediodía, ante la sospecha de que se repitiera la situación, la mujer salió de la casa, lo que el condenado aprovechó para cerrar las puertas.

Pero hasta la vivienda se acercó uno de los hijos de la pareja, que pidió "insistentemente" al padre que abriera, y cuando lo logró éste le dijo a la mujer "esta noche te mato", motivo por el que el propio hijo denunció la situación a la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!