05 de julio de 2019
05.07.2019
Referéndum independentista

La juez del 1-O investiga al delegado del Govern en Suiza

También ha pedido a la Guardia Civil que busque documentos sobre el referéndum en la Generalitat

05.07.2019 | 13:52

La juez que investiga los preparativos del 1-O ha ordenado a la Guardia Civil personarse en varios departamentos de la Generalitat en busca de documentación sobre la organización del referéndum y ha citado como investigado al delegado de la Generalitat en Suiza, Manuel Manonelles.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona acuerda nuevas diligencias solicitadas por la Fiscalía, entre ellas el requerimiento de documentación a la Generalitat y la citación de Manonelles, al que vincula con la contratación de observadores del 1-O.

La Guardia Civil todavía no ha llevado a cabo la diligencia ordenada por el juez, han asegurado a Efe fuentes conocedoras del caso. 

La Fiscalía ha solicitado a la magistrada una nueva batería de diligencias para aclarar la participación de funcionarios de la Generalitat en la organización del 1-O, después de que la juez procesara a una treintena de personas, entre ellas varios exaltos cargos del Govern de Carles Puigdemont, por el referéndum.

Entre otras diligencias, el ministerio público ha pedido a la juez que requiera a varios departamentos de la Generalitat implicados en la organización del referéndum documentación relativa a la logística y los pagos vinculados al 1-O, unas pesquisas que la magistrada ha acordado al considerarlas "útiles y no perjudiciales".

En su auto, la instructora ha ordenado a la Guardia Civil personarse en la sede de varios departamentos de la Generalitat "a fin de que en el acto se le entregue la documentación" requerida por el ministerio público, una diligencia que los agentes del instituto armado no han iniciado por el momento.

Paralelamente, y también a petición de la Fiscalía, la juez ha citado para el próximo 19 de julio a un nuevo investigado por su relación con el referéndum: Manuel Manonelles, actual delegado del Govern en Suiza y que los meses previos al 1-O fue representante del gobierno catalán ante las organizaciones internacionales con sede en Ginebra, Estrasburgo, París y Viena.

La juez considera que Manonelles podría haber incurrido en los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y desobediencia por una contratación de la delegación de Ginebra al The Hague Center for Strategic Studies (HCSS).

La Guardia Civil cree que los pagos del Govern al HCSS daban cobertura a los gastos de traslado y alojamiento de los observadores internacionales del 1-O, indicios que han comportado la imputación de altos cargos del Diplocat y del Departamento de Relaciones Institucionales y Exterior que dirigía Raül Romeva.

De hecho, por esa contratación al HCSS, la juez vuelve a citar a declarar como imputados para el mismo día 19 de julio a Aleix Villatoro, ex secretario general del Departamento de Exteriores, a quien la juez ha procesado por los delitos de malversación, desobediencia, revelación de secretos y prevaricación.

También cita para el mismo día a Marta Garsaball, directora de servicios de Exteriores, procesada por falsedad documental, y a la Interventora General de la Generalitat, Rosa Vidal, procesada por los delitos de malversación, desobediencia y falsedad documental.

En su auto, la magistrada acuerda también requerir al Tribunal Constitucional la providencia que, en abril de 2017, remitió a Rosa Vidal y que anulaba las partidas presupuestarias que el gobierno catalán había reservado para los costes del referéndum del 1-O.

Por el contrario, la juez ha descartado la petición de la Fiscalía para que se tome declaración, por un delito de organización criminal, a la treintena de procesados por su participación en los preparativos del 1-O.

La magistrada Alejandra Gil recuerda que ya dictó un auto en el que rechazaba la petición de la Fiscalía para procesar por organización criminal a 28 de los investigados por el referéndum, al entender que carecían de "infraestructura adecuada" y que no les unía un "acuerdo asociativo duradero".

En todo caso, señala la juez, si la Fiscalía cree que los hechos investigados constituyen un delito de organización criminal deberá acusar por el mismo, en su escrito de calificación, cuando el caso llegue a juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!