26 de febrero de 2019
26.02.2019
Perfil

Josep Borrell, un catalán europeísta y azote del 'procés'

El candidato del PSOE a la Eurocámara se ha destacado entre los socialistas por sus dardos a los independentistas

26.02.2019 | 10:16
Borrell, en una marcha contra la independencia de Cataluña.

Doce años después de liderar el Parlamento Europeo, Josep Borrell dejará la política nacional para regresar a la Eurocámara como cabeza de lista del PSOE convencido de que el futuro de Cataluña necesariamente está dentro de España y de la Unión Europea, cuyos principios defiende a capa y espada.

A sus 72 años, este veterano catalán socialista y europeísta ha accedido a volver a presentarse a las elecciones europeas, como ya hizo en los comicios de 2004.

Josep Borrell Fontelles (La Pobla de Segur, Lleida, 1947) se alejará así de nuevo de la primera línea de la política nacional a la que volvió en junio pasado integrándose como ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno socialista formado por Pedro Sánchez tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

Un cargo ministerial que asumió después de haber recuperado presencia mediática en los meses de más tensión de finales de 2017, a raíz de las manifestaciones en Barcelona en contra de la declaración unilateral de independencia.

De hecho, el 8 de octubre de ese año, fue uno de los que tomó la palabra al final de una multitudinaria manifestación en Barcelona en defensa de la unidad de España, una semana después del referéndum del 1-O, erigiéndose en una de las voces del PSC más críticas con el proceso independentista.

La trayectoria política de Borrell, un ingeniero aeronáutico licenciado por la Universidad Politécnica de Madrid y doctor en Ciencias Económicas por la Complutense, arranca en 1975 cuando ingresa en las filas del PSOE.

Tras la victoria socialista en las elecciones generales de 1982, Borrell fue nombrado secretario general del Presupuesto y Gasto Público y, en febrero de 1984, pasó a ser secretario de Estado de Hacienda, cargo desde el que incidió en la lucha contra el fraude fiscal, con expedientes levantados a figuras de renombre como Lola Flores, Pedro Ruiz o Marujita Díaz.

En las elecciones generales de 1986 fue elegido diputado en el Congreso y, desde entonces, consiguió sucesivas reelecciones en los comicios de 1989, 1993, 1996 y 2000.

El 11 de marzo de 1991, Felipe González lo nombró ministro de Obras Públicas y Transportes, cartera desde la que promovió la reestructuración y modernización los ferrocarriles y potenció la red de cercanías.

Con la victoria del PP de José María Aznar en las elecciones generales del 5 de marzo de 1996, Borrell cesó como ministro. Pero el paso atrás de Felipe González al frente del PSOE abrió el debate sucesorio, en el que Borrell compitió con Joaquín Almunia.

Ambos concurrieron en abril de 1998 a las primarias del PSOE para la designación del candidato a la Moncloa, una elección en la que Borrell se impuso a Almunia.

Sin embargo, un año más tarde renunció como candidato a la presidencia del Gobierno tras estallar el caso Huguet-Aguiar, que salpicó a dos personas de su confianza, investigadas por fraude fiscal y cohecho.

Eurodiputado y presidente de la cámara


El 13 de junio de 2004 fue elegido eurodiputado como cabeza de lista del PSOE a estos comicios y el 20 de julio fue nombrado presidente del Parlamento Europeo, cargo que ostentó hasta enero de 2007, tras un acuerdo del Grupo Socialista con el Popular, que pasó a controlar la presidencia la segunda parte de la legislatura.

El 14 de enero de 2010 Borrell fue nombrado presidente del Instituto Universitario Europeo con sede en Florencia, cargo del que dimitió en abril de 2012 debido a un conflicto de intereses en tanto que también formaba parte del Consejo Asesor Internacional de la empresa Abengoa, dedicada al desarrollo tecnológico sostenible en los sectores de energía y medioambiente.

Tras prosperar el 1 de junio del año pasado la moción de censura contra Rajoy, Sánchez le incorporó a su gabinete al frente de la cartera de Exteriores, desde la que ha impulsado la amplia agenda exterior del presidente del Gobierno, defendido su apuesta por el diálogo con Cataluña y rebatido las tesis independentistas ante la comunidad internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!