03 de diciembre de 2018
03.12.2018
Elecciones andaluzas

Casado no ve riesgo en pactar con Vox y arenga al PP a seguir su estrategia

Para el presidente popular es Podemos, y no el partido de Abascal, el "más radical" y "peligroso"

03.12.2018 | 19:33
Casado no ve riesgo en pactar con Vox y arenga al PP a seguir su estrategia

El líder del PP, Pablo Casado, ha dejado claro este lunes que no ve riesgo en pactar con Vox, ha situado la radicalidad política en Podemos y no en el partido de Santiago Abascal y ha arengado a los barones populares a la estrategia que lleva mostrando desde que preside el partido.

Estrategia y discurso que, en su opinión, se han visto ratificados por los andaluces en los comicios autonómicos -aunque el PP ha perdido más de 300.000 votos-, porque los resultados dan al PP, la posibilidad de gobernar, siempre que logre un acuerdo con Ciudadanos y Vox.

Un día después de esa cita, Casado ha reunido al Comité Ejecutivo Nacional del PP y junto al candidato de su partido a la Junta, Juanma Moreno, ha instado a sus dos potenciales aliados a avenirse a pactar con su partido.

Y a quienes alertan de una alianza con la fuerza de extrema derecha, Casado ha respondido criticando el "cinismo" de la izquierda y su "superioridad moral" para decidir quién es o no es radical, porque en su opinión es Podemos, y no Vox, el "partido más radical" y "peligroso", que entre otras cosas "ha defendido la historia criminal etarra".

La línea roja en la negociación con Vox, ha subrayado Juanma Moreno, es la Constitución, mientras que Casado ha asegurado que no piensa "tocar" la Carta Magna ni aceptar en ningún caso la supresión de las autonomías que defiende esa formación.

Pero sí ha puesto en valor, una vez más, las cosas que tienen en común, entre las que ha citado la defensa de la unidad de España o de las fronteras ante la inmigración irregular, así como la bajada de impuestos, la lucha contra la corrupción o la mejora de los servicios sociales.

En la dirección nacional del PP no quieren colocar a Vox en la extrema derecha política como están otros partidos europeos y rechazan de pleno que se les compare con Alternativa para Alemania, que, según señalan, "contemporiza con el nazismo".

Además, en Génova consideran que la campaña de Casado no solo ha conseguido "parar la sangría" que podría haber sufrido el partido, sino que además ha frenado un mayor avance de Vox -que ha entrado con doce diputados- gracias a su discurso contundente en materias como la inmigración, las competencias en educación o la lucha contra el separatismo catalán.

En la comparecencia de Casado y Moreno, los mensajes más duros de los dos dirigentes populares han ido dirigidos a Ciudadanos por pretender que su candidato, Juan Marín, se postule para la investidura en lugar de apoyar la del líder regional del PP.

Juanma Moreno ha insistido en que Ciudadanos tiene que apoyar al PP porque "ni siquiera sus propios electores entenderían que la tercera fuerza quisiera liderar el cambio", y porque sus dirigentes han dicho durante la campaña que pactarían con los populares siempre que éstos tuvieran un voto más, como así ha sido.

Y no solo tiene que cumplir ese compromiso, Moreno también ha advertido de que es una "línea infranqueable" que sea él quien asuma la Presidencia de la Junta. A partir de ahí, se puede "negociar todo".

Casado ha aprovechado esta comparecencia para anunciar que a partir de ahora y hasta la convención de mediados de enero llega el turno de los candidatos para 2019, y en Génova han confirmado que esta semana anunciará varios en los tres viajes que va a hacer a distintos territorios, aunque no han querido adelantar cuáles.

El PP, ha dicho su líder, está "como una moto", y ha considerado que Andalucía ha sido la clara prueba de que su discurso y su movilización funcionan.

Éste será el camino a seguir con ese objetivo que siempre recuerda Casado de aglutinar en torno al PP a todo el centro y la derecha, ahora "fragmentado en tres", con Ciudadanos y Vox.

Ha considerado que el PP tiene que seguir dejando claros que sus principios y valores son los de siempre, los mismos que defendían José María Aznar y Mariano Rajoy, y que suponen la "esencia" del partido.

Y cree que "para ocupar el centro no hay que moverse de sitio".

Todo han sido parabienes y aplausos al candidato y al líder en esta reunión en la que los barones regionales se han alineado con el mensaje del líder al señalar que más peligroso que pactar con Vox es hacerlo, como hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con Podemos, independentistas o Bildu. Con los "enemigos de España", como les ha llamado Casado.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, subrayaba que "al final los andaluces se merecen un gobierno" y aunque siempre ha sido un firme defensor de la lista más votada -este mismo fin de semana volvió a subrayarlo en un acto público- hoy ha recalcado que en Andalucía las urnas le han dicho a los socialistas "que no quieren que sigan gobernando".

Feijóo ha considerado además que Vox es en realidad "producto de la izquierda" y del "disparate" de moción de censura que llevó a Pedro Sánchez al Gobierno, y sobre si deben temer los populares que la irrupción de esa formación se traslade al resto de España sólo ha lanzado un mensaje: "Vamos a seguir trabajando".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!