11 de septiembre de 2018
11.09.2018
Abandona la política

La marcha de Santamaría deja incompleta la prometida integración de Casado

Los 'sorayistas' creen que no se estaba tratando como se merecía a quien obtuvo el 43% de los votos

11.09.2018 | 08:26
Soraya Sáenz de Santamaría abandon la política.
La marcha de Soraya Sáenz de Santamaría de la política pone fin a un capítulo en el PP que no tenía visos de acabar bien, y deja incompleta la integración que reiteradamente prometió Pablo Casado tras hacerse con el liderazgo del partido.

Ni candidata en Madrid como especulaban unos y otros, ni presidenta de una comisión en el Congreso o vocal en el Comité Ejecutivo Nacional como le ofrecía Casado. Sáenz de Santamaría no ha encontrado su sitio en este nuevo PP.

La cuestión es si ella lo ha buscado o si la nueva dirección quería realmente dárselo.

Desde que Casado fue elegido, en el entorno de la exvicepresidenta han sido muy críticos con sus ofertas de integración, y las negociaciones para colocar a 'sorayos' en puestos de responsabilidad fueron muy duras e incluso se llegaron a romper.

Y mientras los ganadores aseguraban estar siendo generosos, los perdedores se sentían menospreciados y reclamaban mayor representación.

Al final, fue el círculo de María Dolores de Cospedal -la gran perdedora de la primera fase de las primarias pero la triunfadora en el reparto de poder- el que obtuvo los puestos más jugosos después de los de Casado, entre otros la portavocía del Congreso para Dolors Montserrat, mientras no quedaban plazas importantes para los de Santamaría.

La exvicepresidenta se fue de vacaciones con la idea de hablar con Casado a la vuelta. Y ha llegado a su reunión con el líder con la idea clara de comunicarle su marcha; no había vuelta atrás, dicen los suyos.

El entorno de Santamaría avanzaba a Efe su decisión nada más acabarse el encuentro en Génova. Ni siquiera lo sabía Javier Maroto, que se ha enterado en la rueda de prensa que ofrecía en ese momento y ha respondido precipitadamente que Casado ha atendido de "mil amores" a Santamaría, como hizo con todos los que no le apoyaban y han querido hablar con él.

Los de Casado no han ocultado en los últimos días estar molestos por la forma de actuar de Santamaría y por su ausencia en la reunión de grupo en el Congreso de la semana pasada o en la Junta Directiva Nacional del sábado en Barcelona, donde además fueron notables otras ausencias de 'barones' regionales importantes como Alberto Núñez Feijóo o Isabel Bonig.

Pero públicamente el líder insistía en quitar hierro al asunto y reiteraba sus ofertas a Santamaría.

La trayectoria política de Santamaría, en imágenes.

En palabras a Efe de un miembro de la dirección nacional, a la exvicepresidenta " se le han puesto todo tipo de alfombras" para que se integrara de la forma más cómoda posible, pero no ha querido.

Una tesis que no comparten, en absoluto, los de Sáenz de Santamaría, para quienes Casado no estaba tratando como se merecía a quien había obtenido el 43 por ciento de los votos en el congreso.

Era evidente que la integración, de haberla, iba a ser incómoda. Y sólo cabía la posibilidad de la candidatura.

Desde la cúpula del partido no han querido confirmar, ni ya tendrán que hacerlo, si Soraya Sáenz de Santamaría estaba entre los posibles candidatos para la Alcaldía o la Comunidad de Madrid.

Pero fuentes del PP madrileño han admitido a Efe antes de conocerse la decisión de Santamaría que se pensaba en la exvicepresidenta para ocupar una de las dos candidaturas.

Casado debía decidir, dicen, si le ofrecía la candidatura a la Alcaldía o a la Comunidad. Los partidarios de Santamaría apostaban por la región, que da mucho más poder orgánico , pero los fieles al líder nacional preferían la Alcaldía, más simbólico pero menos importante internamente.

El presidente del PP, al final, no ha tenido que decidir si le ofrecía alguno de esos puestos. Sáenz de Santamaría deja la política tras una "profunda reflexión" y porque cree que es "lo mejor" tanto para la dirección como para ella.

Casado ha respondido con un mensaje en Twitter -muy frío, según el entorno de Sáenz de Santamaría- agradeciéndole su labor. Y así ha acabado todo.





Javier Maroto comentaba esta mañana que para el 31 de octubre el PP tendrá todos los nombres de sus candidatos decididos y aseguraba que el partido se ha propuesto "contar con los mejores para acompañar al mejor".

Entre esos "mejores" ya no estará Soraya Sáenz de Santamaría. a partir de ahora, asegura, será una militante más del PP.

Y como subraya una dirigente partidaria de la exvicepresidenta, a partir de ahora no cabe mirar atrás ni buscar responsables en la etapa anterior. "Esto ya es el todo o nada de Casado", dice.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!