11 de septiembre de 2018
11.09.2018
Espionaje financiero

Falciani recuerda que gracias a él se ha investigado a HSBC en 28 países

El exempleado del HSBC es reclamado para cumplir cinco años de cárcel por filtrar datos bancarios

11.09.2018 | 08:54
La Audiencia acoge la vista de extradición de Falciani.
El exempleado del banco HSBC Hervé Falciani ha recordado a los jueces de la Audiencia Nacional que tienen que decidir sobre su p osible extradición a Suiza que gracias a él y a que no fue entregado a ese país en 2013 se ha podido investigar a HSBC en 28 países.

El exinformático, reclamado por Suiza para cumplir 5 años de cárcel por filtrar datos bancarios, ha defendido en la vista de extradición celebrada en la Audiencia Nacional que lo que este tribunal decidió hace cinco años al denegar su entrega "permitió la judicialización en múltiples países del caso conocido como HSBC", concretamente en 28, según sus cálculos.

Falciani, de 46 años y nacido en Mónaco, trabajó en la filial suiza de HSBC de 2001 a 2008 y fue arrestado en España en 2012 a petición suiza por filtrar datos de 120.000 clientes del banco. La Audiencia Nacional rechazó entonces su entrega, hasta que el pasado 4 de abril fue de nuevo arrestado en Madrid por orden del país helvético, que le ha condenado por la filtración.

En la vista, la Fiscalía española se ha opuesto a que sea extraditado alegando que los hechos por los que se le reclama son los mismos que por los que ya se pidió su entrega en 2013 y que además el delito que cometió no está tipificado en España, ya que no se puede encajar en el de revelación de secretos de empresa porque no filtró los datos a particulares.

En la vista, Falciani ha reconocido la labor de la Audiencia Nacional al haber permitido estas investigaciones denegando su extradición y también a la Fiscalía Anticorrupción española, que han jugado, ha dicho, "un rol fundamental en varias justicias europeas".

Ha recordado que gracias a los datos que facilitó a las autoridades francesas la Fiscalía gala llegó a un acuerdo en noviembre de 2017 para que la filial suiza de HSBC pague al Estado francés 300 millones de euros para evitar un juicio por blanqueo de fraude fiscal.

En declaraciones a los periodistas tras la vista, Falciani ha abogado por que en se proteja legalmente a los "delatores" en las causas económicas, siguiendo el ejemplo de países como Estados Unidos e Inglaterra.

Durante la vista, la fiscal de la Audiencia Nacional Teresa Saldoval ha expuesto los motivos por los que debe ser rechazada su entrega y lo ha hecho ante el mismo tribunal que, cinco años atrás, cuando Suiza comenzó a investigar a Falciani, ya se opuso a ella.

En su informe, al que ha tenido acceso Efe, Saldoval reproduce los hechos por los que Suiza ha condenado a Falciani a 5 años de cárcel.

Relata que el informático estuvo en posesión de datos personales y financieros de más de 120.000 clientes y exclientes de HSBC y que en febrero de 2008 viajó al Líbano, donde ofreció estos datos a diferentes bancos de Beirut.

Allí se presentó bajo una falsa identidad, de Ruben Al-Chidiak, y entregó a los potenciales clientes una tarjeta de visita donde figuraba como "sales manager" de la empresa Parlova, supuestamente domiciliada en Hong Kong y con oficina en Suiza.

Visitó cinco empresas privadas, a las que ofreció un "producto financiero", dice la fiscal, que contenía datos de clientes con un elevado nivel económico.

A partir de marzo de ese año, bajo el mismo alias, contactó por correo electrónico con diversos organismos estatales de Alemania, Gran Bretaña y Francia para ofrecerles acceso a los datos, explica la fiscal, que destaca que nunca llegó a vender la información a ninguna empresa.

En Suiza se le ha condenado por un delito de espionaje financiero por "haber intentado hacer llegar un secreto comercial a empresas y organismos oficiales extranjeros", pero Sandoval asegura que en la legislación española estos hechos no son constitutivos de delito alguno.

Ello es porque, dice la fiscal, "la información nunca llegó a ser transmitida a particulares, salvo a organismos oficiales encargados de la investigación de delitos e infracciones administrativas graves".

"La única divulgación efectiva -insiste- que finalmente el reclamado hace de esas informaciones es la correspondiente a la que realiza al transmitir la información a las autoridades de inteligencia financiera, administraciones tributarias de diferentes estados y a las autoridades judiciales y fiscales que inician procedimientos a partir de las mismas".

Un hecho que ha corroborado además la Fiscalía Anticorrupción española en un informe enviado a la Audiencia Nacional en el que detalla los procedimientos judiciales abiertos o finalizados en España en los que ha colaborado Falciani.

El segundo motivo para rechazar la extradición, según Saldoval, es que los hechos por los que se le reclama son exactamente los mismos que los alegados por Suiza en 2013 y que ya rechazó ya la sección segunda de la Audiencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!