14 de agosto de 2018
14.08.2018
Atentados en Cataluña

Atentados en Cataluña | ¿Qué pasó el 17-A y qué pudo haber pasado?

La explosión del chalé de Alcanar, base de operaciones de la célula, evitó una masacre mayor

14.08.2018 | 08:17

Este viernes 17 de agosto se cumple un año de los atentados en Cataluña que mantuvieron en vilo a todo el país. La célula terrorista de Ripoll sembró el pánico por Las Ramblas de Barcelona y el paseo marítimo de Cambrils, dejando 16 muertos y más de un centenar de heridos. Aunque no era ese su objetivo.

La noche anterior, un chalé de la localidad de Alcanar (Tarragona) saltó por los aires. El suceso no tendría mayor importancia si no fuera porque esa casa se había convertido en "la base de operaciones de la célula" y que en un primer momento los Mossos identificaron como un laboratorio de drogas.

Fue esta deflagración la que evitó una masacre mayor en Cataluña y la que precipitó el ataque de los terroristas a ese mismo jueves por la tarde.

¿Cómo fueron los atentados en Cataluña?


Poco antes de las cinco de la tarde de ese 17 de agosto, una furgoneta de alquiler irrumpió en el concurrido paseo de Las Ramblas de Barcelona. El conductor, Younes Abouyaaqoub, se llevó por delante todo lo que encontraba a su paso mientras hacía eses con el vehículo.

Tras perpetrar el ataque, Younes salió del vehículo y abandonó el corazón de Barcelona tranquilamente a pie. En su huida se encontró con Pau Pérez, un joven al que mató para robarle el coche.

Los Mossos tardaron días en confirmar a Pau como una de las víctimas de los terroristas. Con su muerte, los fallecidos en Barcelona ascienden a 14. A esta cifra habría que sumar a una turista alemana que falleció diez días después en un hospital a causa de las heridas.

Pero cuando Cataluña todavía no se había recuperado del ataque, cinco terroristas de la misma célula que Younes llegaron a Cambrils con la intención de causar otra masacre. Moussa Oukabir, Said Aallaa, Mohamed Hichamy, Omar Hichamy, El Houssaine Abouyaaqoub atacaron a varias personas esa madrugada en el paseo marítimo de la localidad con cuchillos, un hacha y portando cinturones de explosivos que resultaron ser falsos.

Pese a que una mujer murió apuñalada y otras seis personas resultaron heridas, los Mossos abatieron rápidamente a los terroristas, evitando un mal mayor.

Los Mossos abaten a cinco terroristas en Cambrils. Agencia ATLAS | EFE

Durante los tres días que siguieron a los atentados, Cataluña se mantuvo en vilo: el autor material del atropello, Younes Abouyaaqoub, seguía en busca y captura. Gracias a la colaboración ciudadana los Mossos le encontraron y le abatieron en Subirats. El terrorista se pasó cuatro días vagando por diferentes municipios de la provincia mientras buscaba comida en la basura.

La muerte de Abouyaaqoub terminó con la célula de Ripoll: Seis terroristas fueron abatidos, dos murieron en la explosión de Alcanar (entre ellos el imán de Ripoll que les adoctrinó, Abdelbaki Es Satty) y cuatro detenidos.


¿Qué pudo haber pasado ese 17-A?

Pero el objetivo de los terroristas no era el paseo de Las Ramblas. La explosión del chalé de Alcanar les dejó sin explosivos y con poco tiempo para 'improvisar' un atentado con un vehículo. Y es que el informe que obra en el sumario de los ataques. y al que ha tenido acceso EFE, asegura que desde el primer momento apuntaron más alto.

Las imágenes de los terroristas preparando los ataques.

La Sagrada Familia, llena de turistas en pleno agosto, fue uno de objetivos que los terroristas tenían en mente para llevar a cabo su atentado de "gran envergadura". Otra de las opciones era atentar en el Camp Nou ese 20 de agosto, mientras se jugaba el partido de Liga Barcelona – Betis.

Además, un teléfono móvil encontrado entre los restos de Alcanar revela que la célula fijó como posibles objetivos discotecas y festivales de Barcelona o Benicasim. Los terroristas se inspiraron en la masacre del 2015 en la sala Bataclán y buscaron locales en los que perpetrar un ataque parecido.

Salas como Razzmatazz, Pachá y Bagdad en la ciudad condal o discotecas gay de Sitges centraron las últimas búsquedas en sus teléfonos. A juicio de los Mossos, se fijaron en estos locales porque son un ejemplo del modo de vida occidental que distrae a los musulmanes de sus "verdaderas preocupaciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!