06 de abril de 2018
06.04.2018
Desafío independentista

Puigdemont sale de la cárcel y pide diálogo al Gobierno

"Es una vergüenza para Europa tener presos políticos", ha declarado tras abandonar la prisión

07.04.2018 | 13:01
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha exigido este viernes "la liberación inmediata" de todos los miembros del Govern cesado que se encuentran encarcelados en España y ha llamado al diálogo para resolver la situación política catalana.

Lo ha hecho en declaraciones a los medios tras abandonar, a las 13.51 horas, la cárcel alemana de Neumünster por orden del Tribunal Regional Superior (OLG) de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, que le ha puesto en libertad bajo fianza de 75.000 euros.

A las puertas del centro penitenciario, ha pronunciado unas palabras de agradecimiento en alemán y se ha dirigido a los presentes en inglés y sin aceptar preguntas.

"Es una vergüenza para Europa tener presos políticos", ha valorado Puigdemont, que ha asegurado que ha confiado siempre en la justicia europea, de la que ha destacado su compromiso con los derechos humanos y la separación de poderes.

Su causa, ha afirmado, "no es sólo por el derecho a la autodeterminación ni sólo una cuestión interna, sino que afecta a todos los ciudadanos que se preocupan por los riesgos de una democracia blanda" que, ha augurado, puede acabar con Europa.

Salida de la cárcel de Puigdemont. Vídeo: ATLAS

El expresidente de la Generalitat ha defendido que "es el momento de dialogar", y ha insistido en que no hay excusa para que las autoridades españolas no quieran negociar con las instituciones de Cataluña, ha dicho.

"Pedimos diálogo en los últimos años y sólo hemos recibido una respuesta violenta y represiva. Es hora de hacer política", ha sentenciado.

Asimismo, ha instado a encontrar una solución política al proceso independentista y no acudir "a la ley y al derecho penal" como única vía.

12 días en prisión

Puigdemont permanecía en prisión desde que el pasado 26 de marzo fuese detenido al intentar cruzar en coche por Alemania para regresar a Bélgica, donde había establecido su residencia para huir de la justicia española.

El expresidente fue arrestado en respuesta a una euroorden de detención dictada por el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena, quien en un auto de procesamiento atribuía a Puigdemont los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos.

Sin embargo, el tribunal alemán ha rechazado que exista delito de rebelión, aunque seguirá el procedimiento de la extradición en base al delito de malversación de fondos públicos.

La misma corte dictó el jueves la puesta en libertad de Puigdemont bajo fianza de 75.000 euros, que según la defensa de Puigdemont se transfirieron a la autoridad en la noche de este jueves y que el tribunal ha recibido este viernes.

Al salir, Puigdemont ha agradecido a los funcionarios del centro penitenciario su respeto y al resto de internos el apoyo que ha dicho haber recibido y cómo lo han ayudado a adaptarse: "Mis mejores deseos a todos ellos y a sus familias".

La rebelión "no es aceptable"

El abogado Wolfgang Schomburg, que ha hablado después de Puigdemont, ha explicado que al valorar la presunta rebelión el tribunal "ha dicho en palabras muy claras que este delito de acusación desde España en un estado democrático como Alemania no es un delito aceptable".

Sobre la acusación por malversación, el letrado ha explicado que "no se puede descartar la extradición desde el principio", pero ha dicho estar convencido de que la corte germana estimará su no admisibilidad.

A la prisión se acercaron también una veintena de simpatizantes y el empresario catalán Josep María Matamala, amigo personal del expresidente de la Generalitat y una de las personas que le acompañaba en el coche con el que entró en territorio alemán el domingo 25 de marzo, cuando fue detenido.

Regresaba de Helsinki, donde había dado una conferencia en la universidad, y pretendía llegar a Bruselas, donde fijó su residencia huyendo de la justicia española.

Esta tarde, Puigdemont tenía previsto ofrecer a las 18.00 (16.00 GMT) una rueda de prensa en Neumünster, pero finalmente se ha dirigido a Berlín y ha anulado esta comparecencia pública.

La Justicia alemana descarta el delito de rebelión

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein descartó este jueves el delito de rebelión en el proceso de extradición a España del expresidente de la Generalitat y lo dejó en libertad bajo fianza mientras estudia la entrega por malversación.

Según explicó el tribunal en un comunicado, la sala primera de lo penal considera que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible" por no cumplirse el requisito de la violencia, pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante.

La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política: "Con la malversación de fondos públicos, al perseguido se le acusa de un acto concreto castigado también por la legislación alemana, no por sus ideas políticas".

Aunque afirma que continúa el riesgo de fuga, el tribunal opina que, al ser "inadmisible" el delito de rebelión, ese riesgo se reduce de forma considerable, por lo que ordenó dejar en libertad al político independentista con una fianza de 75.000 euros.

Euforia independentista a las puertas de la prisión alemana donde está Puigdemont. Vídeo: Agencia ATLAS/Foto: EFE

Según apunta, "por motivos jurídicos" no puede aceptarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que "los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí".

A su juicio, el delito que podría ser equiparable en Alemania, el de "alta traición", no puede aplicarse porque no se cumple el requisito de la "violencia".

En un caso similar, el Tribunal Supremo alemán determinó que para cumplir con el concepto de violencia "no basta con que se amenace con ella o que se use" para inducir a los órganos del estado a actuar del modo deseado, sino que es necesario también que esa violencia tenga la capacidad de "doblegar la voluntad de esos órganos constitucionales". "Este no es el caso", destaca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!