El tribunal de primer instancia de Neumünster, en el Estado de Schleswig-Holstein, ha ampliado la detención preventiva del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, arrestado este domingo en aplicación de la euroorden emitida por el Tribunal Supremo.

Puigdemont fue detenido este domingo a las 11.19 horas en Kiel, capital de Schleswig-Holstein, en base a la euroorden cursada por el Tribunal Supremo y ha declarado ante un juzgado de primera instancia la tarde de este lunes para que decida posibles medidas cautelares.

Puigdemont ha comparecido durante unas tres horas y media ante el juez en un "ambiente muy profesional" y, entre otras cuestiones, su declaración ha servido para verificar su identidad y exponer sus objeciones para evitar ser extraditado.

"Ha comparecido en calma y sereno", ha afirmado el fiscal general de la ciudad de Schleswig, Georg-Friedrich Guentge, en declaraciones a la prensa al ser interrogado por cómo estaba el expresidente catalán.

Puigdemont tendrá que decidir en 10 días si acepta ser entregado a España

Puigdemont tendrá que decidir en 10 días si acepta ser entregado a España. Vídeo: Agencia ATLAS | AFP

A pesar de esta decisión se ampliar la detención preventiva de Puigdemont, el propio fiscal ha subrayado que es "poco probable" que se tome una decisión sobre su posible extradición esta semana, según recoge la televisión pública alemana ARD.

Tras esta decisión, Puigdemont ha vuelto a la prisión de Neumünster, donde ingresó este domingo después de ser arrestado en territorio alemán tras atravesar la frontera desde Dinamarca.

Su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas, ha señalado a la prensa que no pudo visitar a su cliente en la prisión, dado que ya había terminado el horario de visita de los reclusos, según ha informado la agencia DPA. No obstante, ha señalado que el tribunal que ha acordado prolongar la prisión preventiva del expresidente catalán se ha limitado a realizar un "análisis meramente formal" de la documentación de la euroorden del Tribunal Supremo para verificar si cumple con las formalidades necesarias.

"Hoy se ha hecho un análisis meramente formal para comprobar que el documento cumplía con las formalidades exigibles y para elevarlo al tribunal territorial (Oberlandesgericht) de Schleswig-Holstein, que se pronunciará en los próximos días manteniendo o modificando las medidas adoptadas hoy", ha señalado.

Será la Fiscalía General de Schleswig-Holstein la que analice la documentación que obra en su lugar para determinar si se cumplen los requisitos para que el expresidente catalán sea extraditado a España en un procedimiento que puede alargarse 60 días, prorrogables hasta 90, según fuentes jurídicas.

El delito de rebelión no está tipificado como tal en el Código Penal alemán pero puede haber delitos que sean equiparables, según ha informado este lunes la portavoz del Ministerio de Justicia, Stephanie Krüger, que ha declinado responder si se refería al de alta traición que sí recogen las leyes de este país con una pena máxima de 25 años.

Compañeros de partido de Puigdemont viajan hasta Neumünster

Compañeros de partido de Puigdemont viajan hasta Neumünster. Vídeo: Agencia ATLAS

A continuación, el organismo presentará el proceso de extradición ante el Tribunal Superior regional. En el caso de que la Fiscalía llegue a la conclusión de que no existen los requisitos para una extradición, ordenará entonces su libertad. Por el contrario, si decide acordar su entrega a España, el ex presidente catalán tendría todavía la posibilidad de presentar un recurso ante un tribunal del distrito de Karlsruhe.

Existe un límite máximo de 60 días para mantener detenido a Puigdemont hasta que la Justicia alemana decida su entrega a España en el caso de que el líder independentista catalán no acepte su extradición.

No obstante, una portavoz de la Fiscalía ha recordado que ha habido procesos que se han prolongado durante más tiempo. Asimismo, ha indicado que si bien no se espera que se agote este plazo, tampoco es probable una decisión esta semana.

El expresidente de la Generalitat está procesado por el Tribunal Supremo por un delito de rebelión y otro de malversación. En Alemania existe el delito de alta traición, que tiene similitudes con el tipo penal del Código Penal español.

El artículo 81 del Código Penal alemán establece que quien actúe "con violencia o amenaza de violencia para dañar la existencia de Alemania o modificar el orden constitucional recogido en la Constitución de la República Federal de Alemania será penado con cadena perpetua o con penas de cárcel de no menos de diez años". "En casos menos graves, las penas de prisión van desde un año hasta los diez años", agrega el texto.

Asimismo, la ley alemana recoge penas para la preparación de un delito de alta traición. El artículo 83 de su Código Penal establece que "quien prepare una acción de alta traición contra el Estado será penado con de un año a diez años de cárcel y en casos menos graves con penas de cárcel desde un año hasta los cinco años". "Quien prepare una acción de alta traición contra un estado federado será sancionado con penas de prisión de tres meses a cinco años", agrega.

Arresto

La Policía alemana detuvo a Puigdemont tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca para entrar en el país y poner rumbo a Bruselas. El expresidente catalán había escapado de Finlandia tras la emisión de la orden europea de arresto que había emitido el juez Llarena el pasado viernes.

Desde Finlandia, una veintena de agentes de la Policía Nacional y el CNI controlaban todos sus movimientos, mediante balizas en su coche y el posicionamiento de su móvil. Puigdemont viajaba, acompañado de cuatro personas, en una Renault Space, de matrícula belga.

El CNI colocó un geolocalizador en el coche de Puigdemont

El CNI colocó un geolocalizador en el coche de Puigdemont

Puigdemont fue detenido en una autopista a la altura de la localidad de Schuby, cuando se dirigía dirección sur hacia Hamburgo, según ha confirmado un portavoz de la policía alemana. Fue arrestado a unos 30 kilómetros de la frontera con Dinamarca.