03 de noviembre de 2017
03.11.2017
Huelga en cataluña

La patronal catalana pedirá a la Justicia que se declare ilegal el paro del día 8

Foment del Treball entiende que la huelga se sustenta en motivos políticos y no laborales

03.11.2017 | 19:25
La principal patronal catalana, Foment del Treball, presentará el próximo lunes, día 6, una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para pedir que se declare ilegal la huelga general del 8 de noviembre, que ha sido convocada por la Intersindical-CSC.

En un comunicado, Foment entiende que la huelga se sustenta en motivos políticos y no laborales, y avanza que solicitará medidas cautelares, previas a la interposición de la demanda, con el objetivo de impedir el paro general, así como una declaración de responsabilidad por daños y perjuicios en caso de que se celebre.

La Intersindical-CSC, un sindicato minoritario, ha anunciado hoy una huelga general en Cataluña para el próximo miércoles, 8 de noviembre, en protesta por la "regresión de derechos sociales" y la precariedad laboral en esta comunidad, entre otros motivos.

El secretario general y el portavoz de la Intersindical-CSC, Carles Sastre y Marc Salles, respectivamente, han desvinculado esta nueva huelga general de las detenciones de los exconsellers de la Generalitat y han negado que se trate de una "huelga política", entre otros motivos porque la ley española considera ilegal ese tipo de movilización.

No obstante, el llamamiento a la huelga general de este sindicato llega un día después de que la Audiencia Nacional decretara el ingreso en prisión del exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras y de otros siete exconsellers, acusados de los delitos de rebelión, sedición y malversación en el proceso independentista.

Foment justifica la demanda de procedimiento colectivo que presentará el lunes ante el TSJC en que la huelga está convocada "por motivos extralaborales, a pesar de que la redacción de la convocatoria procura ocultar los motivos políticos que sí incluyeron en las dos convocatorias anteriores".

"Los motivos laborales que justifican la convocatoria son absolutamente genéricos y descontextualizados, pero muy evidentes si se valoran los antecedentes y el contexto político y social", argumenta Foment.

Por ello, la patronal cree que la huelga es "un flagrante fraude de ley" y entiende que este sindicato solo busca evitar que la huelga sea declarada ilegal.

Asimismo, la patronal que preside Joaquim Gay de Montellà asegura que la convocatoria de huelga tiene también defectos formales, ya que no se ha comunicado ni a Foment ni a Fepime con los 10 días mínimos de antelación requeridos por parte del sindicato convocante.

La Intersindical-CSC, que ya organizó un paro general junto a otras tres centrales minoritarias el pasado 3 de octubre, tenía solicitados permisos de preavisos para poder convocar huelga del 6 al 9 de noviembre, y finalmente ha elegido el miércoles 8, aunque no descarta la posibilidad de mantener también la huelga el jueves 9.

A la hora de argumentar el paro, este sindicato minoritario incluye también como motivación la protesta contra el decreto ley del Gobierno que, en su opinión, ha facilitado la salida de sedes sociales de empresas de Cataluña, con la afectación negativa que ello tiene "para el tejido económico catalán y el empleo".

Por el momento, las entidades soberanistas Òmnium Cultural y ANC han apoyado esta convocatoria de huelga, mientras que los principales sindicatos catalanes, CCOO y UGT de Cataluña, no lo contemplan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine