03 de febrero de 2016
03.02.2016
Negociaciones para formar Gobierno

El espejo pactista de las comunidades autónomas

Las regiones en las que hay pactos de Gobierno entre varios partidos son el laboratorio de ensayo que puede servir de modelo a un Ejecutivo de coalición

03.02.2016 | 01:42
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
­ Si hay algo de lo que pueden presumir las comunidades autónomas es de su capacidad de llegar a pactos de gobierno, un espejo en el que se pueden mirar los partidos el día en el que acaba la nueva ronda de consultas del Rey con las fuerzas políticas para designar candidato a la Presidencia del Ejecutivo.
Y es que la formalización de acuerdos de gobernabilidad o de investidura está a la orden del día en las comunidades autónomas desde hace años, pero sobre todo desde las elecciones autonómicas de mayo pasado, en las que ningún partido obtuvo mayoría absoluta. Los pactos para facilitar la formación de gobierno en esas regiones han sido de distinto tipo, y no siempre la lista más votada es la que ha acabado mandando.
Junto a Galicia, donde tiene mayoría absoluta y que tiene comicios este otoño, el PP gobierna en solitario en Madrid, Castilla y León, Murcia y La Rioja tras llegar a un acuerdo con Ciudadanos, lo mismo que el PSOE en Andalucía, en tanto que los socialistas tienen el mando en Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón con el "permiso" de Podemos.

Apoyo de nacionalistas

En autonomías como la Comunitat Valenciana y Balears forman gobierno con partidos nacionalistas y el respaldo desde fuera de Podemos, y en otras como Canarias o Cantabria los socialistas están dentro de gobiernos presididos por regionalistas.
Andalucía, que celebró sus elecciones autonómicas en marzo del año pasado, fue la que más tardó en contar con un ejecutivo -80 días-, y Susana Díaz tuvo que someterse a cuatro votaciones para ser investida presidenta con el apoyo de Ciudadanos.
Tras los comicios de mayo, C´s puso hasta 80 condiciones para apoyar la investidura de Cristina Cifuentes, del PP, como presidenta de la Comunidad de Madrid.
El partido de Rivera también respaldó en la primera vuelta a Pedro Antonio Sánchez, del PP, en Murcia, pero con el aviso de que si incumplía sus compromisos en temas importantes no descartaba incluso una moción de censura.
Tuvo además la llave de gobierno en La Rioja, donde con su abstención permitió que fuera elegido en segunda vuelta José Ignacio Ceniceros, del PP, después de que diera un paso atrás el entonces presidente regional, Pedro Sanz, así como en Castilla y León, donde continuó Juan Vicente Herrera, del PP.
En cambio, en Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón es el PSOE el que gobierna tras facilitar las respectivas investiduras los diputados de Podemos, en los tres casos una vez que así lo decidieron las bases a través de consultas telemáticas.
Guillermo Fernández Vara fue investido con los votos de su grupo y de Podemos, y la abstención de PP y Ciudadanos, lo que no impidió que la oposición le tumbaran los Presupuestos.
El socialista Javier Lambán fue investido asimismo con el voto a favor de Podemos y de la CHA, y este último partido incluso forma parte del Gobierno regional.
A la tercera fue reelegido el socialista Javier Fernández en Asturias y fue tras un acuerdo de investidura con IU y la abstención de Podemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine