15 de enero de 2016
15.01.2016

Jóvenes, bebidos y al volante

Uno de cada tres conductores de entre 16 y 30 años admite haber tomado el mando de un vehículo habiendo consumido alcohol y, un 10%, drogas

15.01.2016 | 02:03
Cerca del 36 por ciento de los jóvenes españoles de entre 16 y 30 años ha conducido alguna vez bajo los efectos del alcohol y uno de cada diez reconoce haberlo hecho tras haber consumido cannabis o cocaína.
La mayoría son hombres, de entre 25 y 30 años, que trabajan o compaginan sus estudios con una actividad laboral, viven en zonas rurales y son conductores habituales, según revela un informe de la Fundación Mapfre elaborado con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción El estudio, para el que se ha entrevistado a casi mil jóvenes, refleja también que seis de cada diez se ha subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol y más del 30% lo ha hecho cuando éste ha tomado pastillas o fumado porros.
Para un 13,6 por ciento de los entrevistados el alcohol solo "aumenta algo" el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, y, según el 17,5 por ciento, sus amigos ven normal beber o consumir drogas aunque se tenga que conducir. Estos porcentajes muestran un comportamiento real al volante que se aleja de la percepción que los jóvenes tienen de sí mismos, ya que se consideran responsables y se ponen buena nota como conductores. Según el estudio, siete de cada diez –la gran mayoría hombres– consideran que conducen mejor que el resto.
Están en contra de los comportamientos arriesgados, enfatizan la prudencia y el acatamiento de las normas de tráfico, pero en la práctica "no son tan políticamente correctos", señala uno de los responsables del estudio, Eusebio Megías, que considera que no es un problema de falta de información.
Sin embargo, la directora general de Tráfico, María Seguí, ha pedido que no se "estigmatice" a los jóvenes, puesto que esta problemática no solo les afecta a ellos. En este sentido, ha recordado que de las 25.000 sanciones a conductores que dieron positivo en 2015, más de la mitad corresponden a mayores de 30 años.

900 muertos menos al año

En España, uno de cada dos conductores implicados en accidentes de tráfico ha consumido alguna sustancia ilegal. Además, la mayoría no son conscientes del peligro que supone. "Si hoy redujéramos a cero los conductores que no toman sustancias ilegales, serían 900 muertos menos en las carreteras cada año", indicó Seguí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine