26 de febrero de 2015
26.02.2015
Lucha contra ETA

El fiscal pide 6 años de cárcel para el presidente de Sortu

Hasier Arraiz se enfrenta a un delito de integración en organización terrorista y a la inhabilitación de su cargo

26.02.2015 | 11:29
Imagen de archivo de Hasier Arraiz.
El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha pedido una pena de seis años de prisión e inhabilitación especial para empleo o cargo público para el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, por el delito de integración en organización terrorista.

En el escrito de acusación que ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, el fiscal acusa de Arraiz al considerar que, desde octubre de 2005 hasta el año 2009 formó parte de "la clandestina Mesa Nacional de Batasuna", que de manera "coordinada" con la organización terrorista ETA, intentó conseguir "la independencia de Euskalherria mediante la utilización de la violencia".

En concreto, se refiere a la reunión del 4 de octubre de 2007 en la Casa de Cultura de Segura (Guipúzcoa), a la que asistió Arraiz, junto al resto de la Mesa Nacional de Batasuna, donde fueron arrestados por la Guardia Civil; la acusación del fiscal superior del País Vasco se refiere únicamente a Arraiz, porque es el único aforado, dada su condición de parlamentario vasco.

Calparsoro entiende que Arraiz tuvo participación en la estructura de Batasuna, después de su ilegalización, y que actuó "al servicio de las actividades y finalidades de ETA".

El acusado, durante el periodo antes mencionado tuvo una participación "activa y consciente, desde su responsabilidad en la estructura de la Batasuna clandestina reorganizada, de actuar al servicio" de ETA.

Recuerda que en marzo de 2003, el Tribunal Supremo declaró ilegales a las organizaciones Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna, en aplicación de la Ley de Partidos Políticos y diversos procesos penales declararon también la ilicitud de Herri Batasuna y de otras organizaciones de la izquierda abertzale como Gestoras pro Amnistía.

Según recuerda el fiscal, "los dirigentes del entramado integrado en el Movimiento de Liberación Nacional Vasco crearon una sucesión de partidos políticos, agrupaciones e instituciones con la finalidad de perpetuar la estrategia diseñada por ETA, que sucedía a los anteriormente" ilegalizados.

"Durante el periodo señalado en el que el acusado perteneció a la Mesa Nacional de Batasuna se produjo, además de otros actos terroristas, una campaña del entramado Batasuna-ETA contra el Tren de Alta Velocidad", afirma el escrito de acusación.

En esa campaña, "ETA concretó sus amenazas por medio de diversas acciones violentas con explosivos contra maquinaria e instalaciones de empresas adjudicatarias" del TAV y cometió el asesinato del empresario vasco Ignacio Uría, cuya empresa participaba en esas obras.

El fiscal ha recordado que Arraiz participó en una serie de citas de la Mesa Nacional de Batasuna, a partir de marzo de 2006 en el Hotel Tres Reyes de Pamplona hasta la citada de Segura.

En la operación de Segura fueron incautados documentos de EKIN y Batasuna, en los que se expone "el papel" que debía representar esa organización política ilegalizada "y la referencia a la puesta en práctica de una sola estrategia". En esa documentación, se concreta la responsabilidad de cada uno de los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna.

Por todo ello, el Fiscal Superior considera que Hasier Arraiz es autor de un delito de integración en organización terrorista y pide para él una pena de seis años de prisión e inhabilitación.

El escrito ha rebajado de diez años a seis años la duración de las penas de prisión e inhabilitación que anteriormente había solicitado para Arraiz la Fiscalía de la Audiencia Nacional para Arraiz, antes de pasar el caso al Superior vasco por su condición de aforado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine