01 de diciembre de 2014
01.12.2014
Inmigración

Dos guardias civiles heridos al ser agredidos por unos inmigrantes

Los agentes interceptaron una patera en Melilla y desataron la actitud "violenta" de cuatro de los ocupantes

01.12.2014 | 14:31
Diecisiete inmigrantes de origen subsahariano han llegado hoy a Melilla a bordo de una patera, entre ellos dos embarazadas y dos menores de edad, y la Guardia Civil ha detenido a cuatro de los ocupantes por enfrentarse violentamente a los agentes, a dos de los cuales les han causado lesiones leves.

En una nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha informado de que los hechos se iniciaron a las 10.20 horas, cuando el servicio de impermeabilización fronteriza avistó la llegada de una patera en dirección al litoral melillense.

Una primera embarcación de los GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil logró interceptarla para ponerla en situación de aseguramiento y comprobar el estado de sus ocupantes, que eran un total de diecisiete personas de origen subsahariano, de los cuales trece eran varones adultos, dos mujeres adultas y embarazadas y dos menores.

La llegada de una segunda embarcación de los GEAS desató una actitud de "violencia" por parte de algunos de sus ocupantes, dos de los cuales optaron por tirarse al mar y otros tres se enfrentaron a los agentes, en un caso con un ancla, en otro con un palo y en un tercero rociando y tirando gasolina contra los guardias.

La Guardia Civil rescató a los que decidieron arrojarse al agua y posteriormente detuvo a los tres ocupantes que adoptaron "la actitud violenta" y que causaron lesiones leves a dos de los guardias de la Agrupación de Reserva y Seguridad, incorporados como refuerzo de los GEAS.

La Guardia Civil también ha detenido y puesto a disposición judicial al patrón de la embarcación.

Todos los detenidos serán puestos a disposición judicial, en el caso del patrón por un delito contra los derechos de los trabajadores extranjeros, y los tres ocupantes que se enfrentaron a la Guardia Civil por delitos de desobediencia, resistencia y atentado contra los agentes de la autoridad.

El resto de ocupantes de la embarcación han sido conducidos al muelle del puerto comercial, donde han sido atendidos por Cruz Roja sin que ninguno de ellos inicialmente presentara un cuadro grave, y serán conducidos a la Jefatura Superior de Policía en aplicación de la Ley de Extranjería.

Según la Delegación del Gobierno, la llegada de esta patera "ha escrito un nuevo capítulo en la dramática presión migratoria sobre Melilla" por la violencia desplegada por algunos de los ocupantes de la embarcación una vez interceptada por la Guardia Civil.

La última patera que llegó a Melilla fue el 3 de junio, en la que viajaban 24 inmigrantes, si bien posteriormente la Guardia Civil impidió la entrada de otras dos, una ocupada por 21 personas el 16 de agosto, y otra el 8 de octubre en la que viajaban 25.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine