27 de noviembre de 2014
27.11.2014
Pleno del Congreso
Rajoy defiende a capa y espada la inocencia de Ana Mato
Play
 

Rajoy defiende la inocencia de Ana Mato

El presidente del Gobierno cita el auto del juez Ruz sobre el caso Gürtel para defender que la exministra desconocía la comisión de los delitos - Niega que España esté "corrompida" y promete firmeza en la lucha contra esta lacra

27.11.2014 | 20:34
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha leído hoy las palabras textuales del juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, en el auto emitido ayer que incluye a Ana Mato como participe a título lucrativo en el caso Gürtel para defender que la exministra de Sanidad ignoraba la comisión de los delitos.

En su respuesta a las intervenciones de la oposición, que le ha pedido explicaciones tras la dimisión de Mato en el pleno que debate las medidas anticorrupción, Rajoy ha remarcado que con el auto de Ruz "queda fuera de toda duda" que Ana Mato "ignoraba la comisión de tales delitos".

Tras explicar que no iba a aludir "ni a listas ni a nombres ni a partidos" afectados por la corrupción, Rajoy ha señalado que hacía esta excepción con Mato porque "si se quiere ser justo" y él "quiere serlo", tiene la obligación de mencionar lo que ya explica el juez, y es que esa figura jurídica implica que se ignore la existencia de la comisión delictiva

Rajoy ha precisado en el auto que Mato no figura como imputada. Es más, ha resaltado que la ya exministra tampoco figura entre los responsables civiles subsidiarios. Según ha añadido, "únicamente" aparece su nombre en uno de los apartados para establecer que es una de las personas a las que se debe notificar el auto a efectos de que comparezca en calidad de partícipe a título lucrativo.

Rajoy ha explicado que esta figura del partícipe a título lucrativo alude a quien "ignora" la existencia de la comisión de un delito porque, según ha dicho, si lo conociera se estaría ante un caso de complicidad o encubrimiento.

Por ello, ha subrayado que queda "fuera de toda duda" que el juez no ha considerado que Mato haya participado en el delito, sino que ha "ignorado" la comisión de tales delitos. "Si el presidente del Gobierno quiere ser justo tiene la obligación de citar a quien acabo de citar aquí en esta Cámara, al juez Ruz", ha proclamado Rajoy cosechando un aplauso de la bancada del PP.

"Reconozco que ha habido problemas en mi partido"

A renglón seguido, Rajoy ha asegurado que la corrupción es un tema "serio" que genera "muchas desconfianzas, que afecta a la convivencia y preocupa a todos". "Me lo tomo en serio y por eso estoy aquí. Estoy aquí para debatir dos proyectos de ley -ha enfatizado-. He venido de buena fe. He venido a aportar algunas ideas que pueden ser útiles para superar una situación difícil que está pasando en nuestro país".

El presidente del Gobierno ha reconocido que en su partido ha habido "problemas e importantes". "Y he pedido disculpas en la Cámara. No entro en los problemas que ha habido en otros partidos", ha manifestado, para añadir que escuchando las intervenciones de algunos portavoces daba la sensación de que "acaban de llegar a la política".

Rajoy ha afirmado que no le gustaría que quedara el mensaje ante la opinión pública de que el Gobierno no hace "nada" contra la corrupción porque "no es verdad". Aunque ha admitido retraso en aprobar las leyes anticorrupción, lo ha justificado por la "larga" tramitación parlamentaria con el objetivo de buscar acuerdos con los partidos de la oposición.

"Nuestro objetivo sigue siendo que estas leyes se consensúen", ha reiterado, para asegurar que un acuerdo en esta materia es "muy beneficioso" para el país. De hecho, ha advertido de que "nadie entendería otra cosa" y se "decepcionaría" a la gente.

"Hay algunos corruptos"

Durante su discurso de apertura del debate en el Pleno del Congreso de los Diputados sobre medidas de regeneración democrática, Rajoy ha empezado prometiendo una respuesta "amplia, firme, eficaz y duradera" contra el "muy peligroso" problema de la corrupción.

Así ha comenzado el jefe del Ejecutivo su intervención ante el Pleno de la Cámara, reconociendo la excepcionalidad de asumir la defensa de dos proyectos de ley del PP y sin hacer ninguna mención a la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, por ser declarada beneficiaria de la red 'Gürtel'. La dimitida no estaba en el hemiciclo.

Rajoy ha dejado clara desde el principio su "preocupación" por esta lacra, cuyo combate considera "inaplazable" y que el Gobierno se "ha tomado muy en serio", ha asegurado.

"España no está corrompida, tiene algunos corruptos que están saliendo a la luz, y el resto está sana", ha apuntado Rajoy, quien ha rechazado así la existencia de una corrupción generalizada en el país.

Ha recalcado que no hay que luchar contra "fantasmas", sino contra realidades y hechos objetivos, y que la corrupción generalizada no existe porque "ni España ni los españoles ni sus empresas y trabajadores están contaminados".

"Si no pensara así no estaría aquí", porque parecería que "la corrupción sería invencible", ha argumentado el jefe del Ejecutivo, quien ha añadido que no está dispuesto a aceptar que la sospecha de corrupción recaiga sobre todos los políticos porque sería una "gravísima injusticia" y un error.

Rajoy ha insistido en que "la mayoría de los políticos son personas decentes" y ha recordado que pidió perdón por "las personas corruptas que ha habido en mi partido".

Beneficia a los "salvapatrias"

En su opinión, la "injusta" generalización de la corrupción hacia todos los políticos beneficia a los "salvapatrias de las escobas cuyo único programa es barrer con las consecuencias de todos conocidas".

A su juicio, sembrar la desconfianza de forma generalizada atenta contra la democracia, porque se empieza por los políticos y se acaba seña

El jefe del Gobierno ha cerrado su primera intervención en el pleno sobre las medidas anticorrupción con un llamamiento al consenso a todas las fuerzas políticas, aunque ha advertido de que no aceptará un "estancamiento" y si no hay acuerdo el PP aprobará los proyectos con su mayoría.

"Estoy dispuesto a escuchar, a dialogar, a compartir... Estoy dispuesto a considerar toda clase de aportaciones que mejoren el proyecto, pero no debo aceptar ninguna forma de estancamiento", ha subrayado Rajoy, que ha expresado su deseo de contar con "el respaldo de un gran acuerdo.

Tras insistir en que los políticos y cargos públicos tienen el deber de ser ejemplares, Rajoy ha renovado su compromiso con los ciudadanos: "En lo que a mí respecta, los españoles saben que tienen mi compromiso permanente encima de la mesa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine