La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha manifestado que el Ejecutivo está dispuesto a hablar cuanto sea necesario con la Generalitat de Cataluña, pero ha dejado claro que el marco tiene que ser la ley.

Sáenz de Santamaría ha expresado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el respeto al derecho de los ciudadanos a manifestarse, pero ha subrayado que los gobiernos están sujetos a las leyes y a la Constitución, "éste y cualquiera, en este momento y en el futuro, en España y en Cataluña".