02 de diciembre de 2013
02.12.2013
Tribunal Militar Central

Condenan a 2 tenientes coroneles por denigrar a un sargento

Accedieron al email de la víctima para "desprestigiarlo" - Han sido condenados a 3 y 5 meses de prisión

02.12.2013 | 22:38
El Tribunal Militar Central ha condenado a dos tenientes coroneles del Ejército de Tierra a 5 y 3 meses de prisión por haber entrado en el correo electrónico oficial de un subordinado para "desprestigiarlo", porque tenía una relación con una secretaria que antes había estado con uno de los condenados.

El tribunal condena a estos dos tenientes coroneles por un delito de extralimitación del ejercicio del mando en base a unos hechos ocurridos entre 2007 y 2008, cuando ambos estaban destinados como comandantes en San Sebastián.

La sentencia indica que el subordinado, un sargento, mantenía una relación con una secretaria de la misma unidad y que esta funcionaria había estado anteriormente con uno de los tenientes coroneles, destinado en un regimiento de Infantería.

Este teniente coronel, con la intención de "desprestigiar" a su subordinado, pidió al otro condenado, que era responsable de informática de los acuartelamientos del País Vasco, las claves de acceso al correo del sargento.

Esto ocurrió en abril de 2007, explica la sentencia, que relata que desde ese momento y durante un año, hasta que en abril de 2008 el sargento dejó la unidad, su superior se dedicó a entrar en el correo y consultar sus contenidos.

"No contento con ello", prosigue, el teniente creó dos cuentas de correo electrónico desde su ordenador de casa, cuya dirección figuraba registrada a nombre de su esposa, y comenzó a mandar mensajes al suboficial haciéndose pasar por mujeres interesadas en entablar una relación sentimental con él.

En los correos, le solicitaba fotografías en las que saliese desnudo y le escribía mensajes "de contenido muy íntimo que provocaron respuestas de éste último (el subordinado) de igual tenor", indica la sentencia.

En el juicio, el teniente coronel que facilitó las claves a su compañero dijo que éste le había pedido la información alegando que la había perdido, pero el tribunal no da credibilidad a su testimonio.

Sí cree en cambio a la víctima del delito, defendida por el abogado Antonio Suárez-Valdés, y que sostuvo en la vista que mantuvo una relación con la funcionaria que antes había estado con el teniente coronel. También dijo que su superior le reconoció que había entrado en su correo electrónico particular y le había mandado los mensajes de parte de las dos mujeres ficticias.

Por ello, condena a 5 meses de cárcel al teniente coronel que mandó los mensajes y a otros 3 meses al que le facilitó las claves por un delito de extralimitación en el ejercicio del mando previsto en el Código Penal Militar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!