Hace seis años, cuando apenas se hablaba de ciberseguridad, León comenzó a posicionarse en este ámbito y hoy se ha convertido en un centro de referencia, no solo en España, sino también en Iberoamérica, y tiene potencial suficiente para serlo en el mundo.

España está situada en primera línea de salida, especialmente a través del Instituto de las Tecnologías de la Comunicación (Inteco), ubicado en León, dependiente del ministerio de Industria, que se ha convertido en un polo de atracción de empresas. "Se ha generado un movimiento, asociado a la Universidad de León liderado por el Inteco, con un gran peso en el ámbito nacional y con proyección internacional", explica Joaquín Ramírez, presidente de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (Aetic), una organización que aglutina medio centenar de compañías del sector.

Primero llegó el Inteco, después el Centro de Supercomputación, de la mano de la Universidad de León y de la Junta de Castilla y León; y después la Universidad de Washington, que ha abierto una sede en León y tiene importantes relaciones con el área tecnológica de Seattle, en la que están multinacionales tan emblemáticas como Microsoft. Y si se habla de ciberseguridad en España, hay que mirar al Inteco que alberga el Centro de Respuesta de Incidentes de Seguridad (CERT), desde donde se comunican las incidencias y vulnerabilidades detectadas en internet. Este centro está considerado como uno los más importantes de la UE y un referente en Iberoamérica, teniendo en cuenta que se trata de un organismo reconocido por el Gobierno de los EE UU para la traducción al mundo hispano de las vulnerabilidades y amenazas en Internet.

Asimismo, el Inteco es el responsable de diseñar los principales programas informáticos para la lucha contra los ordenadores zombi, equipos controlados a distancia para cometer ciberdelitos sin que el usuario lo sepa en esta materia y uno de los quebraderos de cabeza de los gobiernos. Contra ellos luchan 17 países de la UE, con una inversión de 15,5 millones.

El Inteco participa directamente en el diseño de una buena parte de la estrategia europea de seguridad de internet. Empresas como Microsoft también tienen acuerdos con el Inteco, uno para la traducción de vulnerabilidades y otro, más reciente en materia de colaboración contra el crimen digital, a través de una unidad especializada perteneciente a esta multinacional ubicada en el entorno de Seattle.