El pederasta Daniel Galván, detenido la tarde del lunes en Murcia tras ser revocado su indulto en Marruecos, pasa hoy a disposición de la Audiencia Nacional, han informado fuentes del tribunal.

Galván será puesto entre las 10 y las 11 de la mañana a disposición del juez de guardia, que es el titular del Juzgado Central Número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.

Además, una representación marroquí mantendrá hoy un primer encuentro en el Ministerio de Justicia para agilizar la solución al caso del pederasta.

Daniel Galván fue detenido ayer por la tarde en un hotel de la capital murciana y posteriormente trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, desde donde partió hacia Madrid, poco antes de las dos esta madrugada, en un coche patrulla de la Policía Nacional de Murcia.

Galván estaba alojado en el Hotel Legazpi, situado en el número 6 de la Avenida Miguel de Cervantes, y era seguido desde primera hora por efectivos de la Policía Nacional, que son los que le detuvieron.

Marruecos pidió ayer la detención del pederasta indultado Daniel Galván, arrestado en Murcia, mediante una orden internacional de detención tramitada vía Interpol.

La detención se produjo después de la conversación telefónica mantenida entre el ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y su homólogo marroquí, Mustafá Ramid, en la que ambos se comprometieron a ofrecerse "toda la colaboración absoluta para resolver el asunto".

En la conversación se acordó que dos representantes del Ministerio de Justicia de Marruecos mantengan hoy una reunión de trabajo en Madrid.

La reunión comenzará a las 15:30 horas y en ella estarán presentes el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente, el jefe de gabinete del Ministro de Justicia del Reino de Marruecos y el director general de Asuntos Penales de dicho país.

Los equipos ministeriales deberán resolver los problemas jurídicos bilaterales que plantea el caso, ya que en España los indultos son irrevocables.

Daniel Galván fue condenado en 2011 a 30 años de cárcel por abusar de once niños menores de edad (entre 2 y 14 años), pena que fue confirmada en apelación y en casación, si bien el pasado martes salió en libertad sin cargos tras el indulto colectivo de 48 presos españoles. El rey Mohamed VI revocó la medida de gracia.