Miles de personas han salido a la calle este miércoles para protestar contra la política económica del Gobierno centrada en los ajustes, y han urgido al Ejecutivo a tomar medidas para evitar que la cifra de parados supere los seis millones de personas en una manifestación que ha culminado la jornada de huelga general convocada por CC.OO, UGT, USO, CGT y STES-Intersindical.

La manifestación, que ha congregado a más de un millón de personas según los convocantes y ha servido para poner el broche final a la segunda huelga contra el Gobierno de Mariano Rajoy, arrancaba pasadas las 18.30 horas de la Plaza de la Lealtad bajo el lema 'Nos dejan sin futuro. Hay responsables. Hay soluciones'.

Varias tracas de petardos, pitos y tambores alertaban del inicio de una marcha calificada de "éxito" por las centrales sindicales, en cuya cabecera se situaba el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, acompañado por su homólogo en UGT, Cándido Méndez.

Entre los manifestantes se encontraron destacados líderes socialistas, como el exvicepresidente Manuel Chaves o los exministros de Trabajo Jesús Caldera y Valeriano Gómez. Además, se han podido ver entre la amalgama de protestantes al secretario de Organización del PSOE, Óscar López, y al coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara.

El mismo día en el que Congreso de los Diputados avalaba los Presupuestos Generales para 2013, que el propio Ejecutivo ha tildado como los más austeros de democracia, los ciudadanos salían a la calle para exigir un cambio. Los primeros compases de la marcha estuvieron marcados por la amenaza de la lluvia, que al final no fue impedimento para los manifestantes, que han realizado la marcha con mucha calma.

Entre lemas como "Nos roban y dividen" o "Prohibido rendirse", miles de personas entonaban cánticos contra la reforma laboral del Gobierno. Algunas pancartas incluso pedían la dimisión en bloque del equipo de Rajoy y otros cánticos amenazaban con un nuevo paro general: "Si esto no se arregla, huelga, huelga, huelga".

Varios ciudadanos han portado carteles en los que se decía "Si no hay justicia no habrá paz para el Gobierno", y otros en los que se alentaba a secundar la huelga: "Un día sin sueldo es duro, una vida sin derechos no es vida".

Uno de los grupos que mayor protagonismo ha acaparado durante la marcha ha sido el formado por trabajadores del sector sanitario. La mayoría de ellos han acudido a la manifestación equipados con batas blancas, han protestado por la situación actual de la Sanidad y han defendido un cambio bajo consignas como "La sanidad no se recorta, se defiende".

Altercados en Madrid

La policía ha detenido hoy a 20 personas hasta las 24.00 horas en relación a los incidentes registrados en las inmediaciones de la plaza de Neptuno después de la concentración convocada por la protesta "Rodea el Congreso" de la Coordinadora 25S, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Los altercados se han producido al final de la concentración en la zona centro de la capital, cuando "grupos de radicales" han levantado barricadas, han lanzado palos, tornillos y otros objetos a la policía, que ha intervenido para restablecer el orden público, añaden las mismas fuentes.

Siete de estas detenciones se han producido en la confluencia de la calle Cervantes con Duque de Medinaceli, 2 en la Plaza de Santa Ana, 5 en la Puerta del Sol y 6 en la plaza de Neptuno.

Durante los incidentes se han causado daños a numerosos establecimientos comerciales de la zona, entre ellos a un restaurante de la cadena Kentucky, a dos de Mcdonald's, y a sucursales bancarias del BBVA y La Caixa. También se han producido daños en el mobiliario urbano y se han incendiado contenedores, concluyen las fuentes.