El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado este miércoles su apoyo a la jornada de huelga general y ha aprovechado para pedir al Gobierno "que cambie su política económica" para no dejar a "mucha gente en la cuneta" en la lucha contra la crisis.

"Que cambie la política económica, porque no se puede utilizar la crisis como coartada para recortar nuestro Estado social y destrozar los consensos sociales básicos que entre todos los españoles hemos construido en estos años de democracia", ha dicho en una breve declaración en el Congreso de los Diputados, en la que no ha admitido preguntas.

Según Rubalcaba, los españoles están "cargados de razones para ir a la huelga", porque en el último año ha visto como las políticas del Gobierno del PP han "deteriorado gravemente" sus vidas y sus derechos. Trabajadores, pensionistas, estudiantes, profesores, trabajadores de la sanidad y "millones de españoles", ha remachado, "viven hoy peor por las políticas del Gobierno.

Además, el jefe de la oposición ha recordado que la convocatoria de huelga para este miércoles no se limita a España, sino que la están siguiendo "millones de ciudadanos europeos" para protestar contra la "derecha" que "está utilizando la crisis como coartada para recortar seriamente el Estado social".

El PSOE ha defendido hoy la huelga general en el Pleno del Congreso de los Diputados, durante la discusión del Presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores. El diputado Juan Moscoso ha asegurado que nunca hubo tantos motivos para un paro general y el portavoz en materia de Exteriores del PP, José María Beneyto, ha culpado a los socialistas de haber causado los motivos de la protesta.

El portavoz en materia de Exteriores del PSOE, Juan Moscoso, dedicó unos minutos de su turno para debatir el Presupuesto de Exteriores a dejar clara la defensa de su partido a la convocatoria de paro general que han hecho los sindicatos.

"Hay hoy una huelga general en nuestro país", precisó y añadió: "mi partido, el PSOE, comprende, apoya y anima a secundar". "Nunca ha habido más razones que en esta ocasión para convocar", añadió y recibió un cerrado aplauso de sus compañeros de partido.

Por eso, precisó, "la estamos apoyando sin ninguna duda". Según Moscoso, sería suficiente sólo una de las reformas que ha aprobado el gobierno pero son todas las que provocan el empobrecimiento de las clases medias, unas políticas públicas que están llevando al empobrecimiento" de los ciudadanos. "Apoyamos la huelga porque queremos volver a creer en un futuro mejor y más justo", apostilló.

"El Partido Socialista contradictorio español"

Al subir a la tribuna, el portavoz de Exteriores del PP, José María Beneyto, respondió a la defensa de la huelga que acababa de hacer Moscoso. Dijo que es verdad que "nunca ha habido tantos motivos para la huelga y nunca ha habido tan claros causantes de estos", en referencia al último gobierno socialista.

En su opinión, los socialistas "son los reyes de la contradicción" porque "apoyan la calle y están aquí". Según dijo, el PSOE debería llamarse el "Partido Socialista Contradictorio Español".

Beneyto dejó claro que el PP no apoya la huelga porque entiende que lo que necesita ahora este país no es una huelga general sino que se trabaje, que se salga de la situación en la cual, dijo: "ustedes nos han situado", en referencia al PSOE. "Aquí estamos, efectivamente defendiendo los Presupuestos Generales el Estado en materia de Exteriores y estamos en la consolidación fiscal como objetivo", apostilló.