La joven ingresada por la avalancha producida en la fiesta celebrada en el recinto de Madrid Arena continúa en estado "de máxima gravedad" y con "pronóstico muy grave" en la Fundación Jiménez Díaz, según han informado a Europa Press fuentes del centro.

La herida, María Teresa A.V., madrileña de 20 años, presenta un aplastamiento torácico y sufrió una falta de oxígeno en el cerebro (anoxia).

La joven presenta severos problemas derivados del aplastamiento después de estar varios minutos en parada cardiorrespiratoria, de la que los sanitarios del Samur pudieron sacarla.