El senado ha estrenado hoy su nueva página web. Un proyecto que ha costado más de 436.000 euros y que ha conseguido convertirse en trending topic nacional gracias a un error en su programación que permite a los usuarios escribir lo que les apetezca en la relación alfabética de senadores del site.

Si bien este fallo no representa ningún problema de seguridad para la web de la cámara alta, ha servido para despertar las iras de los ciudadanos que, a través de la red social Twitter, lanzan mensajes preguntándose "por qué gastaron tanto en esta web. Creo que confunden austeridad con despilfarro. Y encima lo hacen mal".

Pero este no ha sido el único incidente que ha sufrido la página en el día de hoy. En torno a las 16:00 horas, la web se ha bloqueado cuando miles de personas han solicitado conectarse al mismo tiempo lo que ha provocado que el sistema colapsara. Los servicios técnicos de la institución contaban sin embargo con que se produjera una situación de este tipo, por lo que han resuelto el problema en unos minutos.