El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha abogado hoy por negociar con el Gobierno con la máxima celeridad posible para evitar los desahucios, ya que el objetivo de su partido es que "nadie se quede sin casa" por no poder pagar una hipoteca "en un momento de dificultades sobrevenidas".

Rubalcaba ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en la sede del PSOE tras reunirse con el equipo de expertos que el partido ha designado para trabajar con el Ejecutivo en la modificación de la ley de desahucios.

Ha defendido la proposición de ley que su partido ha registrado en el Congreso -en la que llevan trabajando ocho meses y que está inspirada en otras legislaciones europeas, como la francesa y la sueca- y sobre la que quieren negociar el lunes con el Gobierno.

Tras afirmar que le han pedido al Ejecutivo que les remita sus propuestas concretas para que la negociación del lunes sea más efectiva, el líder socialista ha afirmado: "En principio todo lo que sea paralizar los desahucios me parece una buena iniciativa, más ahora que estamos tramitando el nuevo texto".

Rubalcaba ha propuesto que los desahucios se traten igual que las quiebras de las empresas mediante una reforma de la legislación hipotecaria que permita a las familias con dificultades acudir a procesos concursales negociados con los bancos para evitar la pérdida de su vivienda.

"Cuando una empresa quiebra hay una serie de mecanismos jurídicos para que ello no suponga el cierre de la empresa y despidos. Lo mismo debería pasar con las hipotecas", ha manifestado Rublacaba durante una rueda de presa en la sede socialista de Ferraz posterior a la reunión del equipo de expertos designado por el PSOE para trabajar con el Gobierno en la modificación de la ley hipotecaria.

Según Rubalcaba, el objetivo de dicho mecanismo, incluido en la propuesta que presentarán el lunes al Gobierno, es que "nadie se quede sin casa por no poder pagar una hipoteca en un momento de dificultad sobrevenida con el que no contaba cuando firmó la hipoteca".

Asimismo, Rubalcaba ha explicado que dicho mecanismo tendría efectos retroactivos ya que estaría dirigido a las nuevas hipotecas, a las ya firmadas y a las hipotecas en ejecución, al tiempo que le ha pedido a los bancos que mientras dure el trámite de la nueva ley hipotecaria, paralice todos los desahucios previstos.

El líder del PSOE ha subrayado es que el objetivo es acabar con los "abusos" del sistema hipotecario actual y ha explicado que el mecanismo propuesto sería obligatorio para los bancos con ayudas públicas, mientras que al resto de entidades les convendría acogerse a él.