El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado hoy que el Gobierno acata el fallo del Tribunal Constitucional que ampara la ley de matrimonio homosexual y que, por su carácter vinculante, no modificará la normativa vigente que regula la unión entre personas del mismo sexo.

Así lo ha asegurado Gallardón tras conocerse el fallo del pleno del alto tribunal que ha rechazado el recurso que interpuso el PP en 2005, año en la que se aprobó esta ley promovida por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que ha permitido cerca de 25.000 bodas entre personas del mismo sexo.

Un recurso que, ha recordado el titular de Justicia, nació de la "duda" sobre si la unión entre dos personas homosexuales "podía recibir la denominación de matrimonio" y era acorde con la Carta Magna.

Con su amparo a esta ley, el TC ha establecido que esa concepción tiene cabida en el texto constitucional y con ello, ha proseguido el ministro, ha fijado una doctrina que es vinculante y que el Gobierno acatará.

Por ello, no se modificará la vigente ley, que se dejará "exactamente en la regulación que el Constitucional ha validado, la normativa que afecta a los matrimonios del mismo sexo", ha precisado Gallardón.