El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho este miércoles que repensará su estrategia si es "absolutamente imposible" que una Cataluña independiente siga perteneciendo a la Unión Europea, si bien ha insistido en el derecho de los catalanes a pronunciarse en una consulta.

"Si llegamos a la conclusión de que es absolutamente imposible ser independiente dentro de la Unión Europea, entonces repensaríamos nuestra estrategia", ha dicho Mas en un debate en Bruselas organizado por el 'think tank' Friends of Europe.

Con todo, Mas ha advertido de que "incluso en ese caso, la pregunta puede hacerse, porque lo más importante es el derecho que tenemos a ser consultados para decidir nuestro futuro.

El presidente catalán ha asegurado que la posibilidad de que Cataluña quede fuera de la Unión Europea es una opción "que no podemos imaginar", pero que si esa fuera la "única forma" de ser un Estado, también habría que "explicar las consecuencias" y "preguntárselo" a los catalanes.

"Incluso en ese caso la cuestión puede ser planteada", ha insistido Mas, para defender que "lo más importante" para los catalanes es "el derecho de ser consultados para decidir nuestro futuro".

La posibilidad de realizar una consulta es "lo importante" y, por tanto, a lo que se ha comprometido a hacer en la próxima legislatura si logra una amplia mayoría en las elecciones del próximo 25 de noviembre.

Durante el debate, Mas ha considerado que "no sería lógico" que una Europa que promueve ampliar y reforzar los lazos de la Unión apoyara que una Cataluña independiente de España no siguiera siendo parte de la UE. Pero también ha admitido que "nadie puede decir sí o no" a la pregunta de si sería excluido.