El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, se está "equivocando y mucho" con la deriva soberanista que ha abierto en Cataluña, una "operación" que genera "división" y en la que a su juicio, pierden "el conjunto de los españoles y, en especial, los catalanes". En cualquier caso, ha mostrado su disposición a dialogar y hablar.

"Yo voy a intentar hablar, dialogar, voy a agotar todas las posibilidades. Creo que es momento de actuar con sentido común, pero creo que una de las obligaciones de los gobernantes es resolver problemas y no crearles problemas a la gente, porque esto genera divisiones entre ciudadanos de Cataluña", ha enfatizado, para añadir que el "mundo hoy no está para levantar muros y fronteras".

En una entrevista en la cadena COPE, recogida por Europa Press, ha señalado que al presidente del Gobierno de España "se le puede pedir de todo", salvo una cosa, que "incumpla la ley", y por eso ha insistido en que está dispuesto al diálogo pero no a "imposiciones". Rajoy ha añadido que el presidente de la Generalitat tiene una "enorme responsabilidad" a la hora de resolver el "problema" que "con su actitud ha creado".