La Fiscalía ha pedido al instructor del caso Faisán que procese al ex jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés, y al inspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros, mientras que ha considerado que debe dejar fuera al ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo.

Así lo ha manifestado el fiscal de la audiencia Nacional Carlos Bautista en un escrito remitido al titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia nacional, Pablo Ruz, que el pasado 18 de septiembre dio por finalizada la investigación del "chivatazo" que en 2006 alertó a ETA de una operación contra su red de extorsión.

Según el representante del Ministerio Público, las diligencias practicadas "han corroborado la verosimilitud de la imputación" de Pamiés y Ballesteros, "así como la consistencia incriminatoria de los indicios existentes contra ellos", pero no con García Hidalgo, sobre el que "no puede llegarse a la misma conclusión".