La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha dicho que el actual modelo de financiación autonómica "no es bueno" y ha defendido que se evalúe el influjo de la crisis en dicho sistema, aunque ha matizado que el acuerdo de todos los presidentes regionales ha girado en torno a este análisis.

En conferencia de prensa, la también secretaria general del PP ha resaltado la importancia de la declaración de la Conferencia de Presidentes, aprobada por unanimidad, y ha insistido en que uno de los puntos de acuerdo no consiste en el "cambio inmediato" del modelo de financiación, sino que se hará una evaluación de la crisis en el sistema para determinar si necesita ser cambiado o no.

"Es el momento de hacer una evaluación sobre el influjo de la crisis en el modelo, no de cambiar el modelo. En esto hemos estado de acuerdo todos, todos", ha recalcado.

Cospedal ha valorado la celebración de esta conferencia de presidentes autonómicos y la ha calificado de "muy fructífera", porque se ha dado, ha dicho, un mensaje de confianza y credibilidad del país hacia el exterior y hacia los españoles, y sobre la estructura política del país.

También ha sido "extraordinariamente útil" porque se ha aprobado por unanimidad un documento en el que Gobierno y autonomías se comprometen a cumplir con el objetivo de déficit, se ha manifestado el apoyo al Ejecutivo central y se ha expresado la necesidad de que las instituciones de la UE den "más pasos" en la arquitectura institucional comunitaria.

Así, ha propuesto que los organismos comunitarios, como el Banco Central Europeo, se doten de instrumentos suficientes para defender las políticas monetarias, defiendan de ataques externos al euro y promuevan un sistema de cooperación entre naciones.

Ha pedido también que la UE cumpla con los acuerdos adoptados en el Consejo Europeo, pues ha recordado que en junio, se alcanzó un pacto por el crecimiento y el empleo que todavía no se ha comenzado a cumplir.

"No se traslada la 'patata caliente' a otro órgano"

En cuanto al cumplimiento del objetivo de déficit, ha destacado el acuerdo de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera estudie los criterios de distribución para 2014, porque es este organismo el que tiene los instrumentos para establecer el reparto.

En esta línea, ha asegurado que con esta decisión "no se traslada la 'patata caliente' a otro órgano", sino que la mayoría ha visto que es lo más útil.

En general, ha destacado que los presidentes autonómicos del PP han hecho un ejercicio de responsabilidad "muy importante" y "desde ningún punto de vista" la conferencia de presidentes ha sido "una reiteración de quejas".

"Al menos dentro de la conferencia, el planteamiento de los presidentes autonómicos ha sido un planteamiento realista, pero no quejumbroso ni de rechazo ni de reticencias o de quejas permanentes", ha explicado Cospedal.

También ha analizado el discurso del president de la Generalitat, Artur Mas, con el que no ha existido demasiada comunicación interpersonal debido a la lejanía de sus asientos, pero Cospedal ha aseverado que él "ha dejado bien claro" que cree necesario el cumplimiento de déficit y ha puesto de manifiesto su voluntad de cooperar para trasladar un mensaje de confianza y credibilidad en la economía española hacia afuera y tranquilidad

"Me quedo con lo que une, que es lo más importante", ha advertido Cospedal.

Para Cospedal, la conferencia ha sido un éxito porque ha permitido demostrar a los ciudadanos que, con independencia de los partidos políticos, los presidentes autonómicos son capaces de ponerse de acuerdo para defender una postura común.