24 de enero de 2012
24.01.2012

Observadores internacionales vigilarán hoy el juicio contra Garzón

Denuncian que el proceso al magistrado "daña la imagen" que se tiene de la Justicia española

24.01.2012 | 07:50
Juristas internacionales y miembros de organizaciones de defensa de derechos humanos, que van a asistir como observadores internacionales en el segundo juicio a Baltasar Garzón, destacaron que es la primera vez en la UE que se sienta en el banquillo a un magistrado por perseguir crímenes internacionales.
Representantes de la Comisión Internacional de Juristas, de Amnistía Internacional y de Human Rights Watch vigilarán hoy el desarrollo del juicio contra Garzón por investigar crímenes del franquismo, ya que estiman que la decisión del Tribunal Supremo incidirá sobre otras causas abiertas por delitos de jurisdicción universal, de la que España fue pionera, a través del magistrado que ahora es juzgado.
Coincidieron en que el proceso afecta a la independencia del Poder Judicial y opinaron que se daña la imagen, que desde muchos países se tiene, de la justicia española, que en pocas ocasiones recibe la petición de observadores para controlar el juicio. Los juristas también creen que el proceso tiene "un efecto de intimidación" sobre otros jueces que están analizando delitos de lesa humanidad.
"Los abogados y jueces de otros países del mundo tienen los ojos puestos en las represalias a Garzón", dijo el jurista americano Redd Brody, quien se mostró sorprendido por el escaso rechazo que ha suscitado en España.

Proceso escandaloso
Para el consejero jurídico de Amnistía Internacional Hugo Relva, "la obligación de España y de cualquier estado es perseguir cualquier violación de derechos humanos y no se puede juzgar a ningún juez por hacerlo", por lo que reclamó que se desestimen las acusaciones contra Garzón y se cierre "un proceso de naturaleza escandalosa".
El jurista argentino mostró su preocupación "por cómo marchan las cosas en este país" ante la apertura de este juicio. "Los crímenes de guerra o de lesa humanidad no pueden ser amnistiados", insistió.
Según el representante de Human Right Watch, Reed Brody, "es la primera vez que se procesa a un juez por defender los derechos humanos; la primera vez en la UE que un juez es sometido al derecho penal por defender derechos humanos y perseguir crímenes internacionales".
Para el jurista americano, "es paradógico que sea juzgado por intentar aplicar los mismos principios que llegó él a promover en el ámbito judicial mundial", con las investigaciones de las dictaduras de Chile y Argentina.
"Abandonar a un juez que aplica la justicia universal en favor de las víctimas, significa atentar y quebrantar uno de los pilares del Estado de Derecho", señaló el presidente de la Comisión Internacional de Juristas, Pedro Nikken.
Defendió la obligación de Garzón de investigar hechos en los que se podrían haber producido "violaciones gravísimas de los derechos humanos, crímenes de guerra o de lesa humanidad", porque estima que no están prescritos. "Este acto –el juicio a Garzón– destruye la independencia judicial de un país, afecta a la democracia y afecta a toda la sociedad en su conjunto porque están en juego valores universales". "Es un juez con enemigos, que molesta, que incomoda y cuestiona, pero la sociedad española y el mundo necesita a jueces con valor, es la esencial del estado democrático; no queremos jueces sirvientes", lamentó el portavoz de Human Rights Watch. Durante la comparecencia de los expertos, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, –que ejerció como moderador– señaló que "a partir de hoy se verá si las víctimas están en un callejón sin salida".
El juicio a Garzón por haber querido investigar los crímenes del franquismo arranca hoy en el Supremo, sólo cinco días después de que el magistrado fuera juzgado por las escuchas a los abogados del caso Gürtel?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!