21 de octubre de 2011
21.10.2011

Las otras actuaciones menos conocidas

21.10.2011 | 02:27
Los intentos de magnicidio y los asesinatos de los dos guardias civiles en Calviá son la cima de la actividad incesante de ETA en Mallorca. Urrusolo Sistiaga se desplazó a la isla para atentar contra la casa privada de unos oficiales y unos pabellones del Ejército en la Porta d´es Camp. Era julio de 1991. El comando terrorista intentó por esas fechas un tercer atentado, la colocación de otro coche-bomba en la calle Misión de San Diego, de s´Arenal. Las tres acciones hubieran sido terribles si los etarras hubiesen empleado explosivos más potentes. En agosto de 2000, la Guardia Civil localizó un coche-bomba abandonado en Benabarre (Huesca). Más tarde de se supo que querían embarcarlo desde Valencia.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine