La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, propuso ayer a la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, "acompañar" el diálogo que mantienen Marruecos y el Frente Polisario sobre el Sáhara Occidental con el apoyo político de España, EE UU, Francia, Reino Unido y Rusia. Estos cinco países componen el Grupo de Amigos del Sáhara Occidental.

Jiménez se reunió durante 35 minutos con Clinton en el marco de la cumbre de la OTAN, un encuentro en el que, según explicó en rueda de prensa, trasladó a la secretaria de Estado la "preocupación" de España por los acontecimientos registrados en El Aaiún después de que Marruecos decidiera desmantelar el campamento saharaui instalado cerca de la capital de la antigua colonia española. La ministra propuso dar "un mayor impulso político" al diálogo que han iniciado marroquíes y saharauis y sugirió que el Grupo de Amigos eleve el rango de sus reuniones para "acompañar" esas conversaciones y ayudar a las partes a buscar una solución.

Clinton, según explicó Jiménez, coincidió en la importancia de que no se interrumpan esas conversaciones y valoró su propuesta, pero no adelantó una respuesta. Las reuniones del Grupo de Amigos se convocan normalmente a nivel técnico y Jiménez consideró que en este momento "es más urgente que nunca elevar el nivel político" de esos encuentros, aunque no aclaró si su propuesta concreta es la convocatoria de una reunión de ministros de los cinco países. Quiso dejar claro que son Marruecos y el Polisario quienes deben encontrar una solución al conflicto. Mientras, se mostró a favor de que se capacite a la Misión de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental para velar por la protección de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó a la comunidad internacional y a Naciones Unidas apoyar e incentivar el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario para lograr una solución definitiva para el Sahara occidental. "¿Es difícil? Dificilísimo, pero ha habido conflictos en las ultimas décadas tan difíciles o más que han visto una vía de solución", señaló Zapatero.