El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado hoy de "vomitiva" y "deplorable" la conversación que mantuvo el tertuliano de Telemadrid Salvador Sostres antes de un programa, grabada y luego difundida, en la que realizaba comentarios vejatorios contra las mujeres.

Preguntado al respecto en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el vicepresidente ha afirmado que "hay que defender la intimidad, el derecho a que a nadie le escuche, a que no roben una conversación privada y la libertad de expresión", principios, ha dicho, de los que es "decidido partidario"

Sin embargo, cree "honestamente", ha dicho, que los políticos, cuando opinan sobre este tipo de cosas también tienen que hacer "un esfuerzo de pedagogía, en este caso moral".

"Por tanto, junto a la defensa de la libertad de expresión y del derecho a la intimidad tenemos que decir con toda claridad que hay determinado tipo de expresiones, de conversaciones, de comentarios que son sencillamente deplorables cuando no vomitivos" e "incompatibles con la televisión pública", ha declarado.

Rubalcaba entiende que "eso hay decírselo a los ciudadanos, a los padres que tienen hijos", y que "no valen algunas explicaciones que se han dado" sobre este asunto.