A partir del próximo jueves, usted podrá saber si tiene alguna multa pendiente con sólo hacer "clic" en la web de la Dirección General de Tráfico -www.dgt.es-, en la que también podrá consultar las que no le hayan podido notificar, que hasta ahora se publicaban en los boletines oficiales provinciales.

Aunque la DGT está presente desde hace tiempo en Internet, por ejemplo ofreciendo información sobre el estado del tráfico en tiempo real, la puesta en marcha el próximo día 25 de la Dirección Electrónica Vial (DEV) y del Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA) pretende incorporar también a los conductores a la era digital.

Un buzón electrónico para recibir las multas

La DEV es un "sitio web", una especie de buzón electrónico que sustituirá al del domicilio y en el que la DGT -y en el futuro todas las Administraciones con competencias en la materia- "depositará" las notificaciones de las sanciones.

La llave para acceder a él es el DNI electrónico o certificado digital, o el Código de Identificación Fiscal (CIF) en el caso de las personas jurídicas, es decir, todas las empresas que matriculen vehículos -como las de alquiler de coches-, que deberán darse de alta obligatoriamente en la DEV, adonde les llegarán todas las notificaciones que afecten a su flota.

En el caso de los particulares, la inscripción es voluntaria, aunque la DGT la aconseja.

"Es mejor conocer las multas que no conocerlas, porque si las conoces las puedes recurrir o pagar con descuento, pero si no es así te vas a encontrar con una desagradable sorpresa en el plazo de uno o dos meses en tu cuenta corriente", señala el subdirector general de Normativa y Recursos de la DGT, Ramón Ledesma.

Darse de alta en la DEV implica dejar de recibir las notificaciones por correo postal y será especialmente útil en el caso de las denuncias sin parada, como las de los radares fijos y las de estacionamiento, que no siempre llegan al conductor, quien corre el riesgo de encontrarse con un cargo en su cuenta con el importe de la multa y, además, con recargo.

Las notificaciones que lleguen a su "buzón" se darán por notificadas en el plazo de diez días, momento en el que las multas podrán ser abonadas o recurridas.

Además, a partir del primer trimestre de 2011 las alegaciones se podrán hacer por Internet y desde el segundo trimestre del año que viene existirá la posibilidad de acceder electrónicamente al expediente sancionador.

Para no tener que consultar todos los días la DEV, Tráfico cuenta con un sistema de alertas para enviar, a través del correo electrónico personal o del teléfono móvil, la comunicación de que ha llegado un nuevo mensaje al "buzón" virtual.

Aunque la DEV sólo servirá de momento para recibir notificaciones de multas, la DGT pretende en un futuro no lejano avisar también por este medio de que se nos caduca el carné de conducir o de que llega la fecha de pasar la ITV o de pagar el seguro.

Adiós al boletín oficial

Una de cada tres multas con origen en los radares fijos no pueden ser notificadas al conductor y terminan siendo publicadas en el boletín oficial de la provincia en la que se ha cometido la infracción, que no está precisamente entre lo más leído por los ciudadanos.

A partir del próximo jueves, el destino de estas notificaciones será el TESTRA, una página web a la que se podrá acceder con el DNI y con la que se eliminará el papel para este cometido.

La notificación en el boletín oficial provincial se sustituirá por una notificación en este tablón edictal, que a través de un buscador permitirá saber si tenemos pendiente alguna multa que no ha llegado a nuestro domicilio.

Se trata, pues, de un "macroboletín" que de momento albergará las notificaciones la DGT y de los organismos correspondientes del País Vasco y de Cataluña con competencias en la materia, aunque se espera que todos los Ayuntamientos estén plenamente incorporados al mismo en mayo de 2011.

Como en el caso de la DEV, también el TESTRA avisará de las nuevas modificaciones al correo electrónico o al teléfono móvil, siempre que el conductor los haya facilitado antes a Tráfico.

Para quienes crean que el nuevo sistema atenta contra su privacidad, la DGT ha creado la llamada "lista de excluidos", de modo que los datos personales de quienes se den de alta en ese servicio contenidos en los edictos publicados en el TESTRA sólo podrán ser visualizados por el propio interesado y por las personas a las que éste haya autorizado.

Para ser incluido en esa lista será necesario el DNI electrónico y el correspondiente certificado digital.

Trámites más sencillos

Tráfico trabaja desde hace tiempo en varios proyectos con el objetivo simplificar los procesos administrativos y hacerlos más ágiles y menos costosos.

La DGT realiza al año una media de cinco millones de trámites relacionados con el vehículo -tres millones de transferencias, uno de bajas y otro de matriculaciones-; a los que hay que sumar 4,9 millones de expedientes sancionadores, 3,5 millones de renovaciones y medio millón de trámites relacionados con los nuevos conductores.

Para transferir un vehículo, por ejemplo, todavía hay que peregrinar por varias administraciones y con varios documentos en formato papel, como el impuesto de transmisiones patrimoniales y el último recibo municipal.

Tráfico quiere agilizar este trámite y a partir de enero de 2011 dejará de pedir el impuesto municipal, ya que tendrá constancia de los impagados a través de las propias Administraciones locales.

También desde esa fecha, y con el DNI electrónico, quienes vayan a comprar un coche podrán comprobar por Internet si tiene cargas, consultando el Informe Telemático del Vehículo (INTEVE).

Algo más tarde, dentro de entre uno y dos años, llegará la matriculación telemática, que pondrá fin al penoso ir y venir por diferentes administraciones y entidades que todavía hoy es necesario para obtener y rellenar la docena de documentos que exige la ley.