Varias manifestaciones de distinto signo político, entre las que destacan actos falangistas y antifascistas recordarán este fin de semana la muerte de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, unos aniversarios marcados este año por la polémica generada en torno al cierre del Valle de los Caídos.

De hecho, en ese lugar la Federación Estatal de Foros por la Memoria ha convocado una concentración el propio 20 de noviembre a las 13 horas para pedir la "voladura controlada" de la Gran Cruz de Cuelgamuros y para que se exhumen los restos del dictador y de fundador de la Falange, una protesta que está autorizada por la Delegación del Gobierno de Madrid.

Los convocantes han pedido a las personas que acudan a esta cita que lleven con un chaleco reflectante y que vayan con la idea de "celebrar la conquista de un espacio usurpado por el franquismo durante años". Asimismo, solicitan a los asistentes que "eviten caer en provocaciones y los insultos de los fascistas".

Y es que en el interior de la basílica de la Gran Cruz estaba previsto que se celebrase ese mismo día a las 11 horas, como en años anteriores, una misa conventual de carácter estrictamente religioso en memoria de Primo de Rivera y de Franco en el aniversario de sus muertes. Pero el reciente cierre de la iglesia por motivos de seguridad decretado por Patrimonio Nacional evitará que ninguna persona, salvo los monjes benedictinos, pueden asistir a dicho oficio religioso.

Sin embargo, al día siguiente, se celebrará una misa de campaña en la explanada del Valle de los Caídos, ha informado a Europa Press un portavoz de la Asociación en Defensa del Valle, una celebración religiosa y sin ningún ánimo reivindicativo ni político. La Delegación del Gobierno en Madrid, Patrimonio Nacional y la comunidad benedictina llegaron a un acuerdo la pasada semana para que se pudieran realizar esta misa a los pies de la basílica.

Por su parte, la Fundación Francisco Franco ha convocada a asistir a otra misa por el alma y la memoria del general Franco, hoy viernes, a las 20.30 horas en la Iglesia de Santa Gema.

Asimismo, la Confederación Nacional de Ex Combatientes ha anunciado la una concentración autorizada entre las 12 y las 14 horas del domingo 21, como años anteriores, en la Plaza de Oriente de Madrid. Pretenden que el acto "no quede únicamente en un acto de recuerdo a tan grandes hombres, y se convierta en un gran acto de indignación y repulsa a la supuesta Ley de Memoria Histórica".

Las organizaciones políticas falangistas también han organizado sus respectivos 20-N. Así, FE- La Falange ha convocado un manifestación de homenaje a José Antonio Primo de Rivera, también autorizada, mañana sábado a las 22 horas en las confluencias de las calles Génova con Marqués de la Ensenada de Madrid, junto a la casa natal de su fundador.

Hasta el año pasado los asistentes a la manifestación marchaban toda la noche a pie y con antorchas hacia el Valle de los Caídos, donde depositaban una corona de flores en la tumba de Primo de Rivera. "Ahora el lugar se encuentra en estado de sitio y está vetado para gente como nosotros", afirman en su página web.

De hecho, han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, tendrán que realizar la marcha por la senda del Camino de Santiago de Madrid, ante una resolución judicial, que les ha impedido utilizar la A-6 o la carretera de Castilla para acceder al Valle "por razones de seguridad vial".

Por su lado, la Falange Española de las Jons celebrará un acto político el 20 de noviembre en el Hotel Convención de Madrid a las 19 horas para "seguir trabajando en el proyecto nacional sindicalista".

Manifestaciones antifascistas

El movimiento antifascista también prepara sus tradicionales movilizaciones por el 20-N. Así, está autorizada una manifestación de este colectivo el sábado entre las 18 y las 21 horas entre la Plaza de Cibeles y la Puerta del Sol y al día siguiente entre las 12 y las 14 horas entre Atocha y Tirso de Molina organizada por la Asamblea Madrid contra el fascismo bajo el lema 'Contra el fascismo y toda la autoridad. Recuperemos la calle'.

Los organizadores critican que a pesar de que se terminó la dictadura "sigue la represión y la explotación que bajo otra etiqueta, especialmente contra todos los que se atreven a mostrar su oposición al capitalismo y que tienen la dignidad de no arrodillarse ante nadie".

Asimismo, aprovecharán la manifestación del 20-N para criticar las redadas policiales para detener inmigrantes en situación irregular y contra los partidos que fomentan el racismo.

Concierto neonazi

Ante todos estos actos de grupos de distinta ideología, la Delegación del Gobierno en Madrid ha establecido un operativo de seguridad coordinado entre Policía Nacional y Guardia Civil tras las reuniones mantenidas esta semana entre la delegada, Amparo Valcarce, y mandos de las Brigadas de Seguridad Ciudadana, Información y Tráfico, entre otros.

Fuentes de la Delegación han remarcado "el carácter preventivo" de un despliegue policial "necesario y proporcionado" cuyo objetivo es garantizar la seguridad de todos y hacer cumplir el ejercicio de los derechos y libertades públicas en el marco de la Constitución y de la Ley de Memoria Histórica.

Los agentes estarán especialmente atentos a un concierto de grupos neonazis europeos que ha organizado la Juventud Patriótica de Madrid en un lugar indeterminado de Madrid. En este evento está previsto que actúen la banda británica 'Brutal Attack', la italiana 'Malnatt', la francesa 'Fakass' y la alemana 'Non plus ultra', entre otras. En este sentido, Movimiento contra la Intolerancia ha pedido la Fiscalía de Delitos de Odio que investigue este concierto.