La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, desmintió ayer "tajantemente" que se haya subido el sueldo y aseguró que si ella fuera un hombre no se estaría hablando de este tema.

"Eso es mentira", respondió De Cospedal al ser preguntada por las declaraciones de la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez, en las que criticó que la secretaria general del PP se hubiera subido un 30 por ciento el sueldo en plena crisis.

La secretaria general del PP añadió que los dirigentes socialistas van "directamente" contra ella porque saben que en Castilla-La Mancha se va a producir un cambio político con una actitud de "acoso y derribo", y desmintió asimismo que sea la política mejor pagada e hizo hincapié en que el PSOE "puede hablar con toda tranquilidad" de lo que ella ingrese o no, mientras que ella no puede porque no las conoce.

En ese sentido, dijo que, frente al resto de diputados y senadores, su declaración de patrimonio "está publicada en un boletín oficial" –"ninguna más", recalcó–, e ironizó al añadir que "está muy bien comparar los ingresos brutos de una persona con lo que cobran otras después de pagar impuestos".