El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que en las próximas semanas presentará las líneas de la reforma del sector energético, en caso de que no prospere "un último intento" por llegar a un acuerdo con los partidos políticos.

Durante el debate monográfico sobre empleo en el Congreso, dijo que el Gobierno definirá las principales medidas para reconducir el problema del déficit tarifario y continuará con la liberalización de los mercados minoristas de gas y electricidad para reducir el número de consumidores sujetos a tarifa de último recurso (TUR).

Aseguró que esta reforma "es necesaria y no puede demorarse", porque constituye un "factor de previsibilidad" para la recuperación económica.

El presidente mostró su preocupación por que aún no se haya podido avanzar en la reforma, pero valoró como un paso en esa dirección el que ayer se pactara en la subcomisión de energía del Congreso el mix energético -el mapa de las distintas fuentes de producción de energía- para la próxima década.

"Hemos tratado de conjugar la disposición y el acuerdo con fuerzas políticas y sociales con nuestra convicción sobre las reformas necesarias", afirmó, pero reconoció que no ha sido fácil.

Por eso dijo que, aun apostando por el diálogo, el Gobierno "no abdicará" de su responsabilidad de sacar adelante las reformas que considera necesarias.