Antonio del Castillo, el padre de la joven asesinada en Sevilla en enero de 2009, expresó ayer su confianza en que el presidente del PP, Mariano Rajoy, cumpla "su palabra" y, en el caso de que gane las próximas elecciones generales, legisle una "cadena perpetua revisable" para los delitos más graves.

El padre de Marta del Castillo se entrevistó ayer con Mariano Rajoy y otros destacados dirigentes del PP en el Congreso de los Diputados donde presentó un millón seiscientas mil firmas en apoyo de un referéndum sobre la cadena perpetua.

"Rajoy ha apoyado la cadena perpetua revisable y el cumplimiento íntegro de las penas. Me ha dicho que lo va a meter en el programa electoral y una persona tiene una única palabra, no puede cambiar de un mes a otro", advirtió.

Tras el encuentro, el vicesecretario de Política Territorial del PP, Javier Arenas, explicó que su formación se ha comprometido a estudiar una nueva pena de "prisión permanente revisable", que advirtió, "no es exactamente la cadena perpetua".

Antonio del Castillo, acompañado de su esposa, Eva Casanueva, y el abuelo de Marta, criticó que ningún miembro del Gobierno les haya recibido, a pesar de que "todo el mundo sabía" que la Plataforma Marta del Castillo iba a presentar hoy esta iniciativa en la Cámara Baja.

"No he visto a nadie del sillón azul aquí. No puedo obligar a nadie a que me reciba si no quiere", lamentó Antonio del Castillo, quien espera ser "el último padre" que se ve obligado a acudir al Congreso para reclamar justicia para su hija asesinada.

El escrito, avalado por 1,6 millones de firmas, "más apoyos que los que tienen algunos de los grupos parlamentarios", dijo el padre de Marta, subraya que la sociedad necesita una respuesta "sólida y eficaz" para hacer frente a los delitos violentos contra los menores.