El delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyin, aseguró ayer que Marruecos ha entregado cinco cadáveres a sus familias tras el desmantelamiento del campamento saharaui en El Aaiún y denunció que hay 36 más en las morgues y "cientos de desaparecidos".

Beyin aportó además los nombres y apellidos de cuatro de las víctimas mortales. Dos de ellos coinciden con los únicos civiles saharauis cuya muerte ha reconocido Marruecos: el ciudadano de nacionalidad española Baby Hamday Buyema, conocido entre la población saharaui como Baby Mahamud Gargar, que murió tras ser atropellado intencionadamente, según sostiene su familia, y por accidente, según Rabat, y Daudi Brahim, quien, según la agencia oficial de noticias del reino alauí MAP, "murió como consecuencia de un fallo respiratorio agudo tras un neumomediastino", presencia de aire en el mediastino.

Los otros dos fallecidos cuyas identidades aporta el Polisario son Abdeslam Lansari y la mujer Buhasria Elgalia bent Ahamed.

El movimiento independentista también incluye en su balance de muertos desde la creación del campamento de Gdaim Izik al adolescente de 14 años Elgarhi Nayem, muerto a tiros por las fuerzas de seguridad marroquíes el pasado 24 de octubre cuando intentaba acceder al campamento en un vehículo con otros individuos.

El delegado del Frente Polisario en España, Buchayara Beyún, explicó que los cuerpos de estas cuatro víctimas del desmantelamiento del campamento el pasado día 8 y los disturbios posteriores en El Aaiún ya han sido enterrados.

El Polisario asegura que su oficina en la zona ocupada del Sahara Occidental ha contrastado esta información con diversos contactos que tienen en El Aaiún y afirma que en la morgue del hospital militar de la ciudad se acumulan hasta 36 cadáveres que Rabat se niega a identificar y a entregar a sus familias.

Preguntado si pensaba ofrecer las identidades de estos individuos al Gobierno español, señaló que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "sólo quiere escuchar la versión de Marruecos" sobre los hechos.

El titular español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó el martes haber obtenido el compromiso de su colega marroquí de "investigar cualquier dato, cualquier nombre o cualquier preocupación que el Gobierno español tenga en relación con lo sucedido estos días en El Aaiún".