El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, avanzó hoy que a partir de enero de 2011 se van a reforzar todas las líneas ICO existentes con 1.000 millones de euros del Fondo para la Economía Sostenible, que financiarán proyectos de incorporación de nuevas tecnologías por parte de las empresas.

Durante el debate monográfico sobre empleo en el Congreso, el presidente también anunció que se potenciarán los instrumentos de inversión de capital riesgo en empresas de base tecnológica con una dotación de 300 millones.

Además, antes de final de año el Gobierno presentará un conjunto de medidas de eliminación y simplificación de cargas administrativas que, según dijo el presidente, supondrán un ahorro de cerca de 2.000 millones para la actividad empresarial.

Se generalizará la libertad de amortización de las inversiones empresariales hasta 2015, que hasta ahora estaba prevista sin condiciones sólo para las empresas de pequeña dimensión.

Las ampliaciones de capital en cualquier empresa estarán exoneradas del impuesto sobre trasmisiones patrimoniales y del impuesto de actos jurídicos documentados.

Zapatero justificó todas estas medidas en la necesidad de impulsar el crecimiento económico, mejorar las condiciones para la inversión productiva y favorecer la creación de empleo.