La candidata del PPC a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, ha insistido hoy en que se corregirá la alusión a los inmigrantes ilegales que por error introdujo la empresa que desarrolló el polémico videojuego que ella protagoniza como "Alicia Croft", en lo que es "un simple juego de ideas".

En declaraciones a los medios de comunicación en Viladecans (Barcelona), la candidata del PPC ha achacado el error de introducir en el juego un icono con inmigrantes en paracaídas que saltan de un avión a la empresa que lo desarrolló, aunque ha apuntado que en las próximas horas la versión ya corregida se volverá a colgar en la web del partido.

En el videojuego, la líder del PPC, que encarna a "Alicia Croft" -en un guiño a la Lara Croft que interpreta Angelina Jolie en el cine- y encaramada en una gaviota llamada "Pepe", lanza "bombillas" a un icono que representa a la inmigración ilegal mediante un avión y se ve a dos inmigrantes que saltan en paracaídas.

Según han asegurado fuentes de este partido, cuando se pactó el videojuego se acordó que uno de estos iconos que 'combate' la candidata de forma simbólica en el videojuego se dedicaría a las "mafias" que trafican con la inmigración ilegal.

El PPC sostiene que la empresa que desarrolló el juego, sin su pleno conocimiento, reflejó gráficamente esta idea recurriendo a la imagen de los inmigrantes en paracaídas. Los populares han informado de que por un error la empresa también puso bajo el icono las palabras "inmigrantes ilegales", cuando el PPC había dado el visto bueno a que bajo esa imagen figurara la mención a las "mafias ilegales".

Sánchez-Camacho ha insistido hoy en que su idea original era reflejar un avatar que enviara "ideas" a los problemas que salieran a su paso, y que se hablara por ejemplo de las "mafias ilegales", como así se hará constar en la nueva versión.

"Seguirá siendo un juego de ideas cuando ya esté arreglado", ha dicho la candidata, que ha aclarado que los iconos originales que se pactaron con la empresa que desarrolla ese juego eran otros, y que "evidentemente" esa empresa "no quería producir ningún tipo de perjuicio" al PP catalán.